libero

Lunes, 17 de agosto de 2015

FúTBOL › SAN LORENZO DERROTó A CRUCERO DEL NORTE CUANDO QUEDABAN DOS MINUTOS PARA EL FINAL

El festejo que se escuchó en todo el barrio

El cabezazo de Matías Caruzzo le permitió mantener la punta de la tabla, después de un partido que no le resultó nada sencillo. Matos había marcado el primer gol del partido y Dujaut empató transitoriamente para los visitantes.

 Por Adrián De Benedictis

Cuando la euforia es grande, el desahogo suele ser aún más espectacular. El pueblo de San Lorenzo transita días a pura emoción. A un año de haber ganado la Copa Libertadores por primera vez en su historia, la misión es seguir consolidándose en el plano internacional, y al mismo tiempo continuar acumulando éxitos a nivel local. Para ello, el equipo pretende adueñarse de todo lo que juega de aquí a fin de año: el campeonato de Primera y la Copa Argentina. Para el primero, dio ayer un paso importante al imponerse con sufrimiento a Crucero del Norte, y de esa manera permanecer en lo más alto de la tabla de posiciones. En el otro certamen, es uno de los que se ubicó en los octavos de final.

Pero todo eso lleva el impulso de lo que significa concretar un regreso tan anhelado: volver a tener su estadio sobre la avenida La Plata. El desenfreno que conlleva todo explica la explosión que provocó el gol de Matías Caruzzo ante los misioneros, a los 43 minutos del segundo tiempo. La situación estaba complicada para quebrar la resistencia de Crucero, que estuvo cerca de romper ese maleficio que lo persigue desde que llegó a la máxima categoría: volvió a perder jugando como visitante, como le ocurrió en las otras nueve ocasiones. Por ese motivo es uno de los que se encuentra en zona de descenso, apenas por encima de Nueva Chicago.

El empuje de la gente de San Lorenzo cumplió un papel clave en esta victoria. Los hinchas les transmitieron a los jugadores el vértigo que exteriorizaban desde afuera, para buscar la reacción de los protagonistas, quienes no tenían la claridad necesaria para encontrar los caminos que los llevaran hacia el arco misionero.

La primera sorpresa apareció cuando se terminaba el primer tiempo: Dujaut llegó hasta la puerta del área local y decidió pegarle al primer palo, donde Torrico no pudo llegar para evitar el empate. Los desajustes defensivos de San Lorenzo continuaron en la segunda parte, donde Crucero estuvo más cerca del desnivel. Como el tiempo se consumía y las respuestas no aparecían, los reclamos para ciertos jugadores se hacían más frecuentes. A esa altura, el gol de Mauro Matos –Buffarini realizó una gran jugada personal por la derecha– en el primer tiempo, había quedado muy lejos.

Los cambios que decidió Edgardo Bauza le dieron un poco más de movilidad al equipo, y precisamente de uno de los ingresados llegó la jugada que terminó en el gol del triunfo. Rolle ejecutó un tiro de esquina desde la izquierda, y Caruzzo se elevó en el área para provocar el grito que hizo estallar al Bajo Flores.

San Lorenzo busca aumentar su prestigio a fuerza de triunfos, y así poder desatar todo su delirio en el barrio de Boedo. En esa avenida que lo cobijó durante mucho tiempo y lo vio concretar sus proezas más resonantes.


Estadio: San Lorenzo.

Arbitro: Fernando Espinoza.

Goles: 26 m, Matos (SL); 45 m, Dujaut (C); 88 m, Caruzzo (SL).

Cambios: 64 m, Barrientos por Kalinski (SL); 68 m, Cólzera por Chironi (C); 75 m, Blandi por Matos (SL); 81 m, Rolle por Villalba (SL); 83 m, Lamas por Vázquez (C); 89 m, E. Alvarez por Olmedo (C).

Compartir: 

Twitter
 

La jugada que terminó en el primer gol de San Lorenzo, que fue convertido finalmente por Matos, con una gran participación de Buffarini.
Imagen: Julio Martín Mancini
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.