libero

Lunes, 24 de abril de 2006

CONTRATAPA

Va a pedir el ADN

En el duelo más esperado del tenis actual, Rafael Nadal volvió a vencer en una final a Roger Federer y logró en Montecarlo su segundo título del año. El suizo perdió sólo dos partidos en la temporada, ambos ante el español.

 Por Bill Scott
Desde Montecarlo

El español Rafael Nadal volvió a proclamarse campeón del torneo de Montecarlo al derrotar por segunda vez consecutiva en una final al número uno del mundo, el suizo Roger Federer, en un adelanto del que todos esperan que sea el partido por el título en Roland Garros. Nadal, segundo jugador mundial, se impuso por 6-2, 6-7 (2-7), 6-3, 7-6 (7-5) sobre el polvo de ladrillo de Montecarlo, lo que supone además la segunda derrota del número uno en toda la temporada, ambas ante el español.

“Quiero felicitar a Federer, porque aunque este año yo le gané las dos finales, él lleva unas cuantas más que yo”, comentó Nadal, que venció a Federer en Dubai sobre cancha dura a principios de marzo y que tiene ahora record de 4-1 en choques ante el suizo. Nadal, que ganó ocho títulos sobre esta superficie en el 2005, se adjudicó el primero de este año en Montecarlo, bajo la atenta mirada del príncipe Alberto II de Mónaco, revalidando el que logró en el 2005 ante el argentino Guillermo Coria.

“Fue un día increíble para mí. Es especial empezar así la temporada de canchas lentas. Y ganarle a Roger en la final es aún más especial. Es genial”, remarcó Nadal. El español, que lleva 42 triunfos consecutivos sobre arcilla, parece haberle tomado la medida a Federer, que lleva 33 partidos ganados esta temporada, pero que comete muchos errores cuando se enfrenta a Nadal. El suizo acumuló 78 errores no forzados y en pocas ocasiones consiguió tomar la iniciativa del juego. Con su cuadragésimo segunda victoria consecutiva sobre polvo de ladrillo, Nadal terminó además con una racha de 29 triunfos consecutivos de Federer, que perdió cuatro de los cinco partidos que jugó con su gran rival.

A pesar de haber desaprovechado buenas oportunidades en el comienzo del tercer y el cuarto set, Federer evaluó como una importante experiencia lo que ocurrió en esta derrota, tras cuatro horas y 49 minutos de juego. “Me sentía bien en el comienzo del tercero. Era un buen partido, disfruté la lucha contra él. Respondí muchas preguntas que tenía antes de la temporada de canchas lentas. Esta fue una semana fantástica. Creo que jugué un partido inteligente”, señaló Federer, que en el arranque del cuarto set no pudo aprovechar una ventaja de 40-0 con su saque, y comenzó el parcial perdiendo 3-0.

“No me dejó otra opción más que intentar ponerle presión. Por eso cometí tantos errores no forzados”, analizó el suizo. “Jugué un partido más inteligente que el de París”, manifestó Federer, recordando su derrota en el último Roland Garros frente al español. “Estuve más cerca de él en polvo de ladrillo y eso es muy importante”, agregó el suizo, que vio el final de su serie de 29 triunfos seguidos en torneos de Masters Series.

Los enfrentamientos entre ambos tenistas empiezan a tomar tinte de clásicos, pues los dos parecen asentarse con firmeza en los primeros lugares del ranking, lo que asegura que no se crucen en los torneos en los que coinciden hasta la final. Y la definición que todos esperan es la de Roland Garros, donde el año pasado Nadal logró su primer título de Grand Slam al derrotar en el partido decisivo al argentino Mariano Puerta, pero no antes de eliminar en semifinales de nuevo a Federer.

El suizo es el gran dominador del circuito en los últimos dos años, pero entre sus siete títulos del Grand Slam todavía no hay ninguno en París, donde lo más lejos que llegó fue a las semifinales. A los 24 años, todos señalan a Federer como el único tenista capaz de lograr el Grand Slam –ganar los cuatro grandes en un año–, algo que sólo dos hombres consiguieron en la historia, pero de ello hace ya mucho tiempo. El estadounidense Don Budge se lo llevó en 1938, y el australiano Rod Laver lo hizo en 1962 y 1969. Para lograrlo, en cualquier caso, tendrá probablemente que superar a un Nadal que parece dispuesto a convertirse en su “bestia negra”.

Compartir: 

Twitter
 

 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.