libero

Lunes, 21 de abril de 2008

CONTRATAPA › EL SUIZO LOGRó EN ESTORIL SU PRIMER TíTULO EN UN AñO MUY COMPLICADO

Federer, el mal trago quedó atrás

El mejor tenista del mundo ganó por abandono del ruso Davydenko, que prefirió cuidarse para Montecarlo, el Masters Series que se juega esta semana con la presencia de cinco tenistas argentinos. Pete Sampras le da consejos.

Por fin. Tres meses y medio después de haber arrancado la temporada, el mejor tenista del mundo, Roger Federer, ganó su primer título del 2008, el Abierto de Estoril, en Portugal, después de que el ruso Nikolai Davydenko abandonara por lesión la final, cuando el partido iba 7-6 (7-5), 1-2. El éxito no deja de tener un significado especial, porque éste era el primer certamen en el que el suizo contaba con el español José Higueras como entrenador. Federer inició de la manera más deseada su camino hacia el título del Abierto de Francia en Roland Garros, aunque su campaña seguirá esta semana en el Masters Series de Montecarlo, en el que participarán cinco argentinos.

“Fue una buena semana para comenzar con Higueras. El está feliz por mí”, dijo Federer tras obtener el séptimo título sobre polvo de ladrillo de su carrera, en la que acumula ya 54 torneos.

“Es un gran comienzo de la temporada, no había ganado un torneo en esta superficie desde hacía mucho tiempo (Hamburgo 2007) –señaló Federer–. Las cosas parecen mejor ahora. Estoy feliz por haber reaccionado ante esta situación (cuatro meses sin títulos) que no era fácil. Ojalá que ahora todo continúe siendo así.”

Que Davydenko no hubiera podido terminar el partido no alteró la sensación de alivio que Federer experimentó al quedarse con el título. “Esto no cambia nada, me siento muy bien por ganar el título a pesar de estas circunstancias –admitió–. Esta es la primera vez, en 70 u 80 finales que jugué, que alguien abandona contra mí.”

Sobre su trabajo con Higueras, comentó: “Uno va partido a partido y espera jugar bien, y que todo vaya funcionando. Lo entendí bien y no me confundí con otras ideas”. Federer tiene como objetivo de la colaboración con el español el ansiado título en Roland Garros. “Wimbledon siempre será mi primera prioridad, y eso no cambiará, pero también sé que Roland Garros nunca lo gané. Sé que la gran noticia es ganar Wimbledon, pero no en mi corazón”, admitió.

Federer está convencido ahora de que se encuentra en una situación ventajosa contra otros rivales, especialmente Rafael Nadal y su cita de los últimos años en París. “Tengo tiempo por delante para Roland Garros. No tengo que sufrir la impaciencia como hace dos meses, cuando apenas había jugado partidos. Con un título y ya varios partidos sobre polvo, hay que pensar que hay jugadores como Nadal que aún no jugaron en esta superficie, y yo tengo ya cinco encuentros.”

Compartir: 

Twitter
 

Champán con queso suizo, el menú que sirvieron en la final de Estoril.
Imagen: AFP
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.