libero

Lunes, 15 de junio de 2009

CONTRATAPA › EL GURí MARTíNEZ Y MARIANO ALTUNA SE IMPUSIERON EN LA ENDURANCE DEL TC 2000

Victoria de largo aliento

El entrerriano y el loberense acertaron la estrategia y se llevaron el triunfo en Termas de Río Hondo, el primero de Fiat desde 1990. Segundo fue Cacá Bueno con el Pato Silva, que se quejó por la actuación del auto de seguridad.

El binomio integrado por el Gurí Omar Martínez y Mariano Altuna (Fiat Línea) se adjudicó la final de la primera etapa de la Copa Endurance Series de TC 2000, disputada hoy en el autódromo de Termas de Río Hondo. En segundo lugar finalizó la dupla Juan Manuel SilvaCarlos Bueno (Honda), mientras que la pareja conformada por Matías Rossi y el brasileño Camilo Thiago (Renault) completó el podio.

Para Fiat, que se incorporó esta temporada al TC 2000 con el modelo Línea, esta victoria resulta fundamental para afianzar su producto. La marca italiana no ganaba en el TC 2000 del 25 de noviembre de 1990 cuando Osvaldo “Cocho” López, con un Regatta, se llevaba la victoria en Balcarce.

También, para el Altuna éste fue un regreso con gloria porque retornó a lo más alto del podio después de casi 10 años, ya que su único triunfo lo consiguió el 10 de agosto de 1999, en Trelew, a bordo de un Volkswagen Polo oficial y le permitió ser el piloto más joven en ganar en la categoría.

De características totalmente distintas a las habituales, la competencia de largo alcance (dos horas de duración), el recambio de pilotos, cubiertas y reaprovisionamiento de combustible le dieron un toque distinto donde la estrategia resultó dominante. Con un reglamento especial para este tipo de carreras, el Gurí tripuló la primera parte cuidándose en todos los detalles y así le dejó un auto entero a Altuna para la parte final. Y del Lobería, que anda muy dulce (viene de ganar en la última prueba del TC en Posadas), manejó como los dioses y llevó al Línea a lo más alto del podio por primera vez.

“Es para disfrutarlo, el auto funcionó muy bien. Lo cuidamos mucho y, cuando lo tomó Mariano, el plan B funcionó a la perfección”, remarcó Martínez. “Fue muy bueno el trabajo del Gurí, cuidó mucho el auto y me lo entregó entero”, agregó Altuna. Quedó en claro que la estrategia resultó vital, de ahí la felicidad del piloto de Lobería: “Nos vamos de Santiago junto con la gente de Fiat con una gran alegría. Realmente, no creía que nos podían salir tan bien las cosas”.

A tal punto resultó decisivo el plan de carrera para la competencia que el chaqueño Silva partió del cajón número 30 y terminó disputando casi palmo a palmo la punta con Altuna. Pero el Pato terminó muy enojado con los comisarios deportivos, ya que a su entender se vio notoriamente perjudicado con el auto de seguridad cuando no lo dejaron pasar. Sin embargo, las autoridades de la prueba señalaron que en ningún momento procedieron de manera errónea.

“El sábado le dije a Cacá que íbamos a ganar. Estoy muy molesto porque en condiciones normales lo hubiéramos conseguido. Y no fue por un error de los comisarios deportivos, se equivocaron en el momento del ingreso del auto de seguridad. No hicieron bien las cosas y nos taponaron a los que veníamos de atrás correctamente. Debían tener en cuenta que habíamos quedado atrás. Sabía que del auto de seguridad no se iban a manejar bien”, se quejó Silva sobre la maniobra determinante de la competencia.

También José María López (Honda), poleman de la clasificación y el máximo candidato a ganar, tuvo mala fortuna por el ingreso del auto de seguridad, ya que para ingresar a boxes aprovechando esa contingencia debió dar una vuelta más atrás de ese vehículo, mientras que la mayoría de sus rivales no lo hicieron. Pechito, quien hasta ahí había sacado una diferencia de más de medio minuto con respecto al escolta Pernía, de pronto y con la carrera reanudada, estaba cuarto en pista. “Por segundos no pude entrar a boxes, di el ciento por ciento para sacar mucha ventaja y el auto de seguridad me quitó la posibilidad de ganar la carrera. No voy a echarle la culpa a nadie, pero siento impotencia. La bandera de auto de seguridad salió cuando yo estaba transitando el sector opuesto”, señaló López, que no buscó excusas para el undécimo puesto final.

“El mérito es del equipo, todo el agradecimiento a ellos. Además, tuvimos mucha suerte porque aprovechamos muy bien el auto de seguridad”, sostuvo Martínez, en relación con esa circunstancia, una de las grandes claves de la carrera.

La Carrera

TC 2000, 5ª prueba del año, 70 vueltas,

autódromo de Termas de Río Hondo, de 4275 metros.


Piloto Auto Tiempos
Martínez-Altuna Fiat 1h56m31s540
Silva-Bueno Honda a 0,300
Rossi-Thiago Renault a 3s485
Fineschi-Suárez Honda a 5s207
Pernía-Canapino Honda a 12s461
Saturni-Menéndez Honda a 22s719


Promedio del ganador: 153,783 km/h.

Campeonato: Silva (72 puntos), López (57 puntos), Rossi (46 puntos), Pernía (41 puntos), Fontana (34 puntos) y Ortelli (33 puntos).

Próxima competencia: 5 de julio en Resistencia.

Compartir: 

Twitter
 

 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.