libero

Lunes, 21 de febrero de 2011

CONTRATAPA › OPINIóN

Chau Barrientos, chau Lunati

 Por Diego Bonadeo

¿Qué quiere decir Julio Grondona cuando dice que hará todo lo posible para que los futbolistas que provoquen episodios como los del fin de semana pasado entre All Boys y Racing, no jueguen más al fútbol? ¿Cómo se hace para que esto, que hasta aquí no es más que una expresión de deseos aunque venga del mandamás, se haga realidad? ¿Quién le dijo al gesticulante referí Pablo Lunati que la sociedad futbolera está en desacuerdo con la manera de arbitrar un partido de Javier Castrilli? ¿O será que la referencia no es para la sociedad futbolera sino para la corporación referil adherente al “siga, siga”? ¿O es que no se entiende que sancionando con dureza al que “destruye” se está defendiendo al que “construye”? Justamente esto último es lo que Lunati no hizo. Protegió a un inadaptado como Barrientos, independientemente de que la lesión del colombiano Moreno haya sido o no consecuencia de un golpe del citado inadaptado. Es que tanto es de mala leche provocar, insultar, golpear y demás, como escabullirle al bulto aduciendo que no fue justamente un golpe de Barrientos lo que provocó la lesión. Es la vieja historia de las causas de los efectos. Si se cumple la “expresión de deseos” de Grondona, y lo dicho no es un “todo pasa” más, chau Barrientos y chau Lunati.

Compartir: 

Twitter
 

 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.