libero

Lunes, 21 de febrero de 2011

TENIS › JUAN CHELA CAYó EN LA FINAL DEL ATP DE BUENOS AIRES

Le faltó un chelito

Con el fervor del público a favor, forzó una definición en el tercer set, que perdió 6-4 con el español Nicolás Almagro. Ahora espera que Tito Vázquez lo convoque para jugar la Copa Davis.

El sueño de Juan Ignacio Chela estuvo cerca de hacerse realidad. Luego de 2 horas y 4 minutos de una final intensa, el bonaerense, ubicado 35º en el ranking mundial, finalmente cayó 6-3, 3-6, 6-4 frente al español Nicolás Almagro (13º), quien obtuvo la 200ª victoria de su carrera. De esta manera, el tenista nacido en Murcia postergó la consagración del único jugador que disputó las once ediciones del ATP 250 de Buenos Aires y obtuvo su segundo título consecutivo (venía de ganar en Costa de Sauípe).

Curiosamente, a pesar de que la convocatoria fue buena, la cancha central del Buenos Aires Lawn Tennis Club ofreció algunos claros. Es sabido que Chela no es tan convocante como David Nalbandian o Juan Martín Del Potro, pero la relación que se gestó ayer entre el tenista de Ciudad Evita y su público fue cada vez más estrecha y apasionada.

Motivado por el constante aliento de los espectadores, el bonaerense mostró mucha solidez a la hora de jugar puntos largos y su habitual potencia para cambiar de ritmo. Sin embargo, no supo capitalizar una oportunidad de quiebre en el segundo game y cedió su saque en el tercero. Cuando el de Ciudad Evita había perdido el rumbo, los hinchas sacaron a Almagro del partido, mediante algunas silbatinas y festejos de errores no forzados que enojaron al español. Pero cuando el argentino había emparejado el marcador en el sexto juego, no pudo confirmar el quiebre. Tras flaquear de nuevo con su saque, Chela le dio el primer set al español, quien exhibió mucha contundencia pese a sus problemas de temperamento.

Aunque mostró algunas dudas en el arranque del segundo parcial, el bonaerense logró quebrar rápidamente. El español se mantuvo a tiro, pero los espectadores volvieron a hacerle perder la cabeza y el árbitro debió llamarle la atención, luego de que golpeara una pelota con furia en señal de provocación. Del otro lado, Chela mantuvo la compostura, alimentado por el feedback con el público. Y aunque Almagro le levantó dos set point, pudo doblegar nuevamente el saque del primer preclasificado y adjudicarse el segundo chico.

Cuando la igualdad había disparado la fantasía de Chela, un error del Flaco en la red le regaló un rápido quiebre al español. Con la ventaja a su favor, Almagro ganó confianza y mostró todos sus recursos. Pero se le volvió a salir la cadena y esta vez el público no lo perdonó. Así terminó de diseñarse un clima hostil, de Copa Davis, del cual Chela salió favorecido. No obstante, a pesar de haber recuperado el rompimiento, Almagro se mostró mejor desde el fondo de la cancha y se adjudicó el título en un game final vibrante. Si bien el bonaerense estuvo cerca de la consagración, quedó claro que Almagro es mejor jugador. Por dicho motivo, después de todas las diferencias, el español fue despedido con una ovación.

Informe: Andrés Pappagallo.

Compartir: 

Twitter
 

 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.