libero

Lunes, 3 de octubre de 2011

AUTOMOVILISMO Y MOTORES › FUE 1-2 DE LOS FIAT LINEA EN LA CARRERA ESPECIAL DE JUNIN

Bajada de línea en el TC 2000

Pechito López volvió a ganar en la categoría un año y medio después de su último triunfo y a quince días de su victoria en TC. Lo siguió su compañero Emiliano Spataro, que sufrió una doble derrota. Silva, de duelo.

 Por Pablo Vignone

Desde Junín

O no gana nunca, o gana siempre. “Voy a tener que empezar a creer en las rachas”, acepta. José María López había vencido por última vez en TC 2000 un año y medio atrás, en marzo de 2010, apenas recuperado del furioso golpe anímico que significó quedarse afuera de la Fórmula 1 al naufragar el proyecto USF1, después de haber dominado ampliamente la temporada 2009 en el automovilismo argentino. Esa racha negativa le duró hasta una quincena atrás, cuando conquistó la carrera de TC en Olavarría, y ayer insistió para quedarse con el triunfo en este coqueto autódromo. Fue la 13ª victoria del cordobés en TC 2000, y terminó siendo un 1-2 para Fiat.

“Este fue un año muy difícil para mí, que incluyó una piña fuerte como la de Santa Fe –reconoció el ganador–. Por eso no fue una victoria más. El Fiat no está hecho para mí.” Suerte: con esta victoria ahora posee una chance matemática de pelear el título. Si se lo hubieran hecho para él, entonces...

López anduvo rápido todo el fin de semana: se clasificó segundo, terminó ganando el novedoso Súper 8 (ver aparte) y se mantuvo al frente a lo largo de toda la prueba, dominada más por las estrategias que por la agresividad en la pista. La única muestra de lo último fue la maniobra en la cual López superó a su compañero Emiliano Spataro después de las detenciones en boxes, obligatorias para cambiar dos neumáticos.

El cordobés se detuvo en el giro 7, Spataro dos giros más tarde. El de Lanús salió adelante, pero López no demoró ni una vuelta en volver a imponer el orden establecido. “Emiliano colaboró en la maniobra”, afirmó. “Yo salí de boxes con los neumáticos fríos y me ganó la posición”, señaló Spataro, cuya onda con el cordobés (que ya lo había postergado en el Súper 8) no es la mejor: el año que viene no seguirán juntos en el equipo. ¿Se marcha a Honda? ¿O a Peugeot?

“Emiliano fue mi única preocupación en la carrera”, opinó López. El tercero en discordia, Juan Manuel Silva, era la avanzada del recuperado equipo YPF Ford, pero nunca fue rival directo. El chaqueño corría con el corazón en un puño, avisado del fallecimiento de su padre Jackie en la madrugada en Resistencia. Al bajarse del auto esquivó el podio y voló de inmediato al Chaco. El campeón Norberto Fontana (el único que prolongó el momento de la parada hasta casi el final) punteó nueve giros, pero se vio perjudicado por los rezagados y el cuarto lugar potencial se transformó en el noveno real.

En ese hueco se colaron los tres protagonistas del campeonato, Mariano Werner (4º), Leonel Pernía (5º) y Matías Rossi (7º), y aunque el de Del Viso, muy desdibujado durante el fin de semana, mantiene el liderazgo del torneo, ahora los tres están apretados en sólo siete puntos. En Junín, los Toyota estuvieron lejos de las máquinas dominantes de hace pocas carreras. “Se vienen acercando desde hace rato, pero lo positivo es que pasó una fecha más y sigo líder”, afirmó Rossi. Va a tener que cortar clavos un par de fechas más...

Compartir: 

Twitter
 

José María López y Emiliano Spataro, el 1-2 de Fiat en la carrera de Junín.
Imagen: Télam
SUBNOTAS
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.