libero

Lunes, 1 de septiembre de 2003

FIESTA NACIONAL EN FLUSHING MEADOWS

Nalbandian y Suárez le dieron color argentino al domingo del US Open

El cordobés jugó un gran tenis para vencer al australiano Philippoussis, y Paola derrotó a Likhovtseva pese a sufrir un problema muscular.

Por Daniel Zamora
Desde Nueva York

El tenis argentino vivió una jornada triunfal en la séptima del Abierto de Estados Unidos al conseguir con David Nalbandian y Paola Suárez sendas victorias que les permitieron continuar en la competición del último torneo de Grand Slam de la temporada.
Nalbandian superó en un gran partido al australiano Mark Philippoussis, vigésimo cabeza de serie, 7-5, 6-7 (10-12), 6-3 y 6-2 para pasar a los octavos de final. Junto a Guillermo Coria, quinto favorito, la Argentina tiene a dos clasificados por primera vez en 22 años.
Suárez logró también hacer historia al pasar por primera vez a los cuartos de final en diez años de participación y ser la primera que lo consigue desde que lo hizo Gabriela Sabatini, después de vencer 6-2, 3-6, 7-5 a la rusa Elena Likhovtseva.
Nalbandian necesitó tres horas y 15 minutos antes de poder superar el saque demoledor de Philippoussis, que metió nada menos que 34 aces, pero esta vez se encontró con un jugador que estableció la gran diferencia que existe entre el tenis de ambos.
“Jugué un partido increíble, con golpes de derecha y revés que establecieron la diferencia al superarlo en las subidas a la red y no cometer errores sin forzar”, declaró Nalbandian. “Estaba convencido de que podía ganar el partido, pero si lograba devolver bien y colocar mis golpes con inteligencia.”
El cordobés, que juega su tercer Abierto, logró su mejor clasificación después de haber llegado a la tercera ronda en su debut y perder el año pasado en la primera. Tendrá como rival en los octavos al ganador del partido que anoche disputaban el suizo Roger Federer y el estadounidense James Blake.
Suárez no pudo contener las lágrimas después de haber conseguido el triunfo frente a Likhovtseva, no sólo por haber logrado por primera vez estar en los cuartos de final del Abierto sino porque no se esperaba el triunfo al salir a la cancha con un espasmo muscular en la parte derecha de la espalda que le impedía respirar.
“La verdad es que no pude contener las lágrimas porque fue una victoria increíble y que no me esperaba, porque de verdad estaba lesionada y no sabía qué iba a suceder en el juego”, destacó Suárez, que dijo que espera recuperarse para cuando se enfrente a la estadounidense Lindsay Davenport, tercera favorita.
La pergaminense confirmó estar en gran forma con un vibrante partido frente a Likhovtseva, lo que le permitirá ser una de las 20 mejores tenistas del mundo cuando termine el Abierto.

Compartir: 

Twitter
 

David Nalbandian jugo un tenis espectacular para ganar.
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.