libero

Lunes, 18 de junio de 2012

OPINIóN

A Londres, a competir dignamente

 Por Claudio Morresi *

Néstor Kirchner decía, el 20 de julio de 2004, en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno, durante la entrega de la bandera con la cual iban a desfilar nuestros deportistas en la Ceremonia de Apertura de los Juegos Olímpicos de Atenas: “El deporte es un instrumento fundamental en el proceso del cambio social para la Argentina. La idea es tener el mayor nivel de apoyo y el menor nivel de incumplimiento, para que el deporte sea una política de Estado”.

Hoy, ocho años después, nuestra delegación viaja a Londres para disputar una nueva edición de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos. Su realidad y calidad de preparación es totalmente diferente del panorama desolador que tuvieron que superar aquellos que viajaron a Atenas. Todos sabemos que un atleta necesita años de preparación para llegar con todo su potencial y aquellos deportistas lo hicieron en medio de una crisis social y política que produjo la destrucción del aparato productivo, la impunidad a los asesinos de la dictadura militar, el sometimiento de la economía a los condicionamientos del FMI. Por lo que el deporte sufrió las consecuencias lógicas, como toda la sociedad argentina.

En ese contexto, el camino que comenzamos a transitar desde el año 2003 definió al deporte como una herramienta más para el desarrollo social de nuestro país. De esta manera, el Estado fue incrementando los recursos propios y propició la creación de los instrumentos legales que hoy permiten generar otra realidad concreta, con la que se destierra la tan repetida limitación económica en la preparación de nuestros atletas en el ámbito competitivo internacional. También dándole institucionalidad al poner en funcionamiento el Consejo Nacional del Deporte, aprobando el plan Nacional 2004-2012 y a través de dos leyes trascendentes que firmó nuestra Presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, como la de los Juegos Evita y la creación del Enard. No podemos dejar de nombrar la ley de medios en su artículo 77, que garantiza el acceso libre y gratuito de todos los argentinos para disfrutar de los acontecimientos de interés relevante, entre ellos también en el deporte.

En nuestra delegación viajaran jóvenes de barrios muy humildes que se pudieron desarrollar a partir de la existencia de un Estado presente, activo y protagónico. Nuestra ministra Alicia Kirchner entiende que el deporte es un factor constitutivo para el desarrollo humano y a través de la transversalidad de políticas públicas pudimos acompañar el crecimiento de estos jóvenes, logrando mayor equidad en el acceso al deporte para nuestro pueblo.

A la delegación argentina le toca participar en los JJ.OO. de Londres a 30 años de la guerra de Malvinas. Una guerra pensada y llevada a cabo por una banda de asesinos formada por militares y también de civiles, que gobernó nuestro país a través de una dictadura genocida. Iremos a participar de unos Juegos Olímpicos respetando la norma que lo rige a través de su carta olímpica, pero que quede bien en claro que no olvidamos a todos los que murieron en esa guerra y menos renunciamos al reclamo de soberanía de la Argentina sobre las Islas Malvinas. Desde mi lugar de funcionario y de ciudadano le pido a Inglaterra lo que el mundo le pide a través de la ONU: que se siente a negociar con la República Argentina.

En un Juego donde la humanidad realza los valores más dignos y relevantes de la condición humana, es imprescindible darle una oportunidad a la paz.

Dos deportistas argentinos, uno olímpico y otro paralímpico, recibirán la bandera de la Presidenta de todos los argentinos con la cual desfilarán en la Ceremonia Inaugural de Londres 2012. En los Juegos habrá resultados deportivos; algunos serán exitosos, otros destacados y habrá quienes no cumplirán con las expectativas, pero lo trascendental será que las delegaciones nacionales competirán habiendo recibido de todos los que integramos esta Nación el apoyo necesario para hacerlo dignamente, a partir de la implementación de una política de Estado.

Hoy Néstor Kirchner no está entre nosotros, pero el camino que él marcó hace ocho años lo seguimos transitando cada día, construyendo aquello por lo que él luchaba y que nosotros ahora llevamos como bandera: la concreción de una Argentina digna y soberana.

* Secretario de Deportes de la Nación.

Compartir: 

Twitter
 

 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.