libero

Lunes, 19 de mayo de 2008

FúTBOL › OPINIóN

Borghi resemantiza el buzo

 Por Daniel Guiñazú

Para llegar al mismo resultado, un 0-0 que no dejará huella, Claudio Borghi consumió mucha menos energía que Diego Simeone. Mientras que el técnico de Independiente, pétreo e imperturbable, contempló el partido parado y de brazos cruzados, sin dar una sola indicación, el de River repitió su poblado repertorio de saltos y gestos, como si una fuerza extraña le impidiera estar quieto por más de un segundo. Su continuado de indicaciones y protestas revela que sus hombres generalmente se olvidan o hacen lo contrario de lo que él pretende, o algo mucho más serio: a dos años de su retiro, sigue sintiendo el fútbol como un jugador en actividad.

Hace apenas dos semanas que Borghi está en su cargo y, además, heredó un plantel diseñado por otros. Por lo tanto, lo único que puede hacer ahora es estudiar el material que tendrá entre las manos cuando deba darle a Independiente su marca de agua. En cambio, otro es el momento de Simeone: ya lleva cinco meses al frente de River y debe levantar el peso de la oprobiosa eliminación de la Copa. Pero ni siquiera alcanza ese compromiso para entender por qué uno ve los partidos como si le resultaran ajenos y el otro parece poseído por una descarga eléctrica.

Tal vez la única explicación posible a tanta inactividad y a tanta hiperactividad resida en el valor diferente que le otorgan a su función. Para Borghi, el técnico poco puede hacer o arreglar a la hora del partido. Piensa que los que resuelven en la cancha son los jugadores y, por lo tanto, actúa en consecuencia, dejando hacer dentro de un marco general. Simeone cree lo contrario. Para él, el técnico gana y pierde los partidos al conjuro de sus decisiones, y los jugadores son simples piezas de un ajedrez humano pensado de antemano. Borghi cree que sólo los jugadores ganan y pierden los partidos. Simeone, que él parado al costado del campo de juego, es más importante que los once que entran. Quizá por eso salta, corre, gesticula y se queja como si fuera la principal figura de cada historia de noventa minutos.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.