libero

Lunes, 3 de mayo de 2010

FUTBOL › PARA GANAR EL TITULO

Quinto grito

 Por Daniel Guiñazú

La inusual programación que el Mundial de Sudáfrica les impuso a los calendarios del fútbol sudamericano ha colocado a Estudiantes en la antesala de un nuevo título local. Sólo porque la Copa Libertadores se definirá a mediados de agosto y el equipo lleva diez partidos sin perder en el torneo Clausura (que se extienden a quince si se toma en cuenta el torneo continental), Alejandro Sabella decidió reformular las prioridades que había fijado a principios del año y poner el máximo acento en ganar un certamen que, allá por enero, era poco menos que un banco de pruebas de cara a la Copa, lo que verdaderamente importaba (y sigue importando) al técnico, los jugadores y los hinchas.

Tan cerca ha quedado Estudiantes de la consagración que si el próximo domingo derrota a Central en la cancha de Quilmes y Argentinos pierde frente a Independiente en La Paternal, logrará su quinto campeonato a nivel local. Una meta a la que nadie esperaba llegar en el comienzo del campeonato. Tan flojo resultó ese arranque que Estudiantes perdió tres de sus primeros siete partidos (Gimnasia, Independiente y Argentinos) y en dos de las diez fechas iniciales, Sabella resolvió poner equipos alternativos ante Independiente (once cambios) y Lanús (diez).

Sin embargo, a partir de la novena fecha (victoria 2-0 ante Newell’s), Estudiantes empezó una firme remontada que dura hasta ahora y en la que acumuló ocho victorias y un empate (1-1 con Banfield). Mucho tuvo que ver la decisión de Sabella, apuntalada por el plantel y los dirigentes, de apostar en paralelo por el campeonato y la Libertadores, haciendo ajustes mínimos en la formación, aunque se jugara la Copa entre semana. El esfuerzo se hace sentir y es notorio que al equipo viene costándole sostener el ritmo de los partidos a lo largo de los 90 minutos de juego. Pero la solidez colectiva y varios rendimientos individuales (Verón, Braña, Sosa, Boselli, Desábato) que tuvieron un piso alto han compensado las carencias y han puesto a Estudiantes a noventa minutos de otro éxito histórico.

Sabella tuvo que extremar su ojo experto para rediseñar sus objetivos. Pero mucho más deberá hacerlo cuando la actividad vuelva a ponerse en marcha luego de la Copa del Mundo. Si, como todo parece indicarlo, Estudiantes supera el miércoles a San Luis Potosí de México y pasa a los cuartos de final de la Copa, deberá enfrentar a Banfield o a Internacional de Porto Alegre. Y si llegara a superarlos, jugará las semifinales entre el 28 de julio y el 4 de agosto, y la hipotética final, el 11 y el 18 del mismo mes, mientras se disputan las primeras fechas del torneo Apertura.

No bien termine la Copa, Estudiantes jugará a partido y revancha la Recopa Sudamericana ante Liga Deportiva Universitaria de Ecuador, el 25 de agosto en Quito y el 8 de septiembre en Quilmes. E inmediatamente comenzará su participación en la fase eliminatoria de la Copa Sudamericana para los equipos argentinos (hoy estaría enfrentando a Newell’s), que debe concluir antes del 29 de septiembre, para luego entrar en octavos de final. O sea que, en el mejor de los casos, Estudiantes tendrá doble competencia desde fines de julio (si es que sigue en la Copa) o de agosto (con la Recopa Sudamericana). En el medio, es posible que el plantel afronte una renovación importante por las bajas anunciadas de Boselli, Angeleri, Enzo Pérez, Sosa, Clemente Rodríguez y Desábato. Se aproximan momentos clave en la vida de Estudiantes. El próximo será dentro de una semana, cuando acaso pegue su quinto grito de campeón.

Compartir: 

Twitter
 

 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.