libero

Lunes, 29 de noviembre de 2010

FUTBOL › COMEDIA DE ENREDOS EN UNA OBRA EN CONSTRUCCION

El periodismo independiente grita los goles

 Por Juan José Panno

En el estadio de Independiente no hay ningún cartel que prohíba la entrada a toda persona ajena a la obra. Por eso entra mucha gente. Al palco de periodistas, por ejemplo, van periodistas y también algunos singulares personajes con micrófonos que revelan sus preferencias futbolísticas gritando como desaforados el segundo gol de Estudiantes.

Nadie les dice nada, acaso porque la gente de prensa de Independiente y los periodistas hinchas del rojo (que también hay muchos) están demasiados preocupados en descargar su irritación contra la Gata Fernández, que festejó el gol frente a las plateas locales.

El palco de la prensa, ubicado en el tercer piso de la garganta 1, que da espaldas a las vías del ferrocarril Roca, tiene asientos de plástico, a muchos de los que les faltan los tarugos que deben sostenerlos. De por sí, resulta incómodo para los petisos eso de quedar con los pies en el aire por la enorme distancia que separa a los escalones. Pero, asientos al margen, desde ahí se ve bastante bien el partido. Al menos no se pierden detalles de lo que ocurre en ese arco. Eso sí: algunos periodistas perdieron todos los pormenores del empate del equipo rojo.

Ocurre que en Independiente dan una sola planilla con la formación de los equipos por medio (?), pero agasajan a la prensa con un catering completito que se sirve en un recinto que queda como a cien metros del palco. La gula hace que muchos periodistas intenten ir y regresar en tiempo record y manducarse unos cuantos sanguchitos de miga, fosforitos y esas cosas. Pero como ahora los intervalos no duran más de 15 minutos, los más veteranos no llegaron a tiempo para la reanudación del partido. Cuando volvieron de la comilona, se comieron el gol de Nicolás Martínez, que se produjo al minuto del complemento.

Hubo que explicarles que el Patito Rodríguez, que había entrado por Pacheco en la primera que tocó, se fue por la izquierda desparramando a media defensa de Estudiantes, se juntó con Ivan Pérez y entonces Martínez, que venía tocando pito, sacó un sablazo y la pelota estalló en la red, después de rozar el travesaño.

La escenografía guarda relación con el comportamiento de la prensa. En el camino al palco se pasa por varias salidas de emergencia, que están tapadas con maderas, detrás de las que se acumulan escombros que parecen estar ahí desde la Edad de Piedra.

Todo muy edificante.

Compartir: 

Twitter
 

n El saludo de Estudiantes, que ahora le lleva cinco puntos a Vélez, que mañana recibe a Tigre.
Imagen: Télam
SUBNOTAS
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared