libero

Lunes, 25 de julio de 2011

FúTBOL › LUIS SUáREZ Y DIEGO FORLáN, LAS ESTRELLAS DEL CAMPEóN DE AMéRICA

“El nuestro es un equipazo ejemplar”

“No tenemos dos huevos, tenemos tres. Por eso Uruguay es un merecido campeón. El equipo se tenía mucha confianza y lo demostró a lo largo de todo el torneo. La clave fue estar concentrado en el objetivo.” La definición corre por cuenta de Luis Suárez, el mejor jugador de la Copa América. Goleador del campeón con cuatro tantos, el atacante valoró la “solidaridad del plantel para ensamblar un equipazo ejemplar para el continente”.

“Fuimos sólidos, con una gran defensa, un excelente mediocampo que supo presionar cuando había que hacerlo y jugar en el momento indicado. Además, arriba conseguimos efectividad. Pero especialmente lo que hay que rescatar es la solidaridad de todos”, remarcó quien abrió el camino de la victoria en la final. “Nos mostramos superiores al rival, encontramos un gol tempranero y manejamos el trámite del partido con mucha inteligencia. Uruguay fue el mejor equipo y lo evidenció con mayor consistencia en el último partido de la Copa.”

Por su parte, Diego Forlán, quien convirtió los otros dos tantos en el triunfo sobre el conjunto paraguayo, fue contundente: “Demostramos que nuestra llegada a las semifinales del Mundial de Sudáfrica del año pasado no fue casualidad”. Para el atacante del Atlético Madrid, “Uruguay merecía un título grande y este grupo lo pudo alcanzar por lo que es dentro y fuera de la cancha”. Y añadió: “El fútbol uruguayo logró muchas cosas importantes y yo había dicho que no tenía que olvidarse de volver a dar una vuelta olímpica. Hoy lo logramos y demostramos que somos grandes”.

Forlán resaltó su situación particular. “Este título significa mucho para mí porque mi abuelo lo ganó, mi padre lo ganó y ahora lo gané yo. Tres generaciones se llevaron este torneo, el apellido Forlán quedará en la historia”, sintetizó. Pablo, su padre, levantó el trofeo en 1967, cuando el torneo se disputó en su país, mientras que su abuelo materno, Juan Carlos Corazo, ganó dos Copas América como técnico de la selección uruguaya: ésa de 1967 y la de 1959 disputada en Ecuador. En 2011 tuvo su oportunidad, y Forlán enfatizó que lo más importante “es la unión del grupo de principio a fin”. “Eso sintetiza por qué Uruguay es campeón, y estampa un nuevo capítulo en su rica historia”, cerró.

Compartir: 

Twitter
 

Lugano levanta la Copa.
Imagen: Alejandro Leiva
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.