libros

Domingo, 25 de febrero de 2007

DE PELICULA

Cinema Paradiso

Cuando apenas se apagan los ecos de la Feria del Libro de La Habana, comenzará en la isla el rodaje de El viajero inmóvil, un film dedicado a la vida y obra de José Lezama Lima.

Apenas terminada la Feria del Libro (ver Noticias del mundo), ahora las calles de La Habana se llenarán de cámaras y actores porque arranca esta semana la filmación de la vida de José Lezama Lima, todo un acontecimiento. El film se llamará El viajero inmóvil, en una alusión al gran escritor que creó un mundo vasto y complejo –pensemos solamente en Paradiso–, sin haber salido nunca de Cuba. El encargado de realizar el film será el director y guionista Tomás Piard, de 58 años, que en 1987 filmó Ecos, el primer largometraje de ficción realizado con medios propios fuera del sistema regido por el Estado. A partir de entonces, Piard filmó una serie de películas y documentales de corte muy personal, en una búsqueda estética por desestancar el cine cubano, lo que lo ha transformado en un referente para el público joven, esos habitués de cinematecas y festivales.

La idea para esta película, adelantó, es la de armar un argumento que se desarrolle a partir de tres líneas paralelas. Por un lado, las confesiones de Lezama Lima a un joven periodista; por otro, los comentarios de amigos y especialistas de su obra en la casa en donde vivió desde 1929; y por último las conversaciones ficticias entre personajes de Paradiso y actores. Para armar el guión, Piard leyó decenas de entrevistas y algunas biografías, y luego convocó a importantes actores cubanos, eligiendo a Roberto Gacio para el papel de Lezama Lima. No sólo la estructura narrativa en mosaico es un desafío para el realizador, sino también el hecho práctico de que contará con un elenco de 142 actores de reparto, en un gesto con la ambición de una superproducción. Lezama como personaje había aparecido fugazmente en la película de Julian Schnabel Antes que anochezca, donde Javier Bardem encarnaba a Reinaldo Arenas.

El proyecto estará financiado por la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (en donde Lezama ocupó puestos de peso desde 1959 hasta que fue expulsado) y el Ministerio de Cultura. Eso le permitirá al director filmar la que –aseguran– será la escena más memorable: la cena lezamiana de la familia Olaya-Cemi en Paradiso, donde el director tiene pensado agregar, además, personalidades relevantes de la cultura cubana para que dialoguen con los personajes de Paradiso. Si bien El viajero inmóvil será una propuesta interesante desde lo formal, también llega en un momento de revisión para la cultura cubana. En estas semanas se reabrió el debate sobre el llamado “Quinquenio Gris” de los ’70, en el que varios intelectuales cubanos fueron marginados o expulsados por homosexualidad o por discrepancia ideológica. Sin dudas, ésta es una realidad que toca un nervio muy sensible en la relación de varios autores cubanos como Lezama Lima, Virgilio Piñera y Reinaldo Arenas, con la cultura oficial de la isla. La rehabilitación de Lezama era un proceso que ya había comenzado y que parece ir en camino de tener un capítulo importante.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR LIBROS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.