libros

Domingo, 18 de enero de 2009

Noticias del mundo

Whisky

Desde la semana pasada y hasta el 5 de julio, la National Portrait Gallery de Londres exhibe más de veinte fotografías que tienen en común la figura (rockera, seductora y trasnochadora) de Martin Amis y que, hasta ahora habían, sido muy celosamente guardadas por su autora, la fotógrafa y modelo Angela Gorgas. Ambos se conocieron en 1977 y empezaron un noviazgo que duró cuatro años, viviendo entre Londres y París. Tiempo suficiente para haber disparado estas fotos en las que se funden, por ejemplo, la familia y el trabajo, los colegas y las poses: así, por ejemplo, su padre, el también literato Kingsley Amis, descansa un brazo sobre los hombros de Pat Kavanagh, la recientemente fallecida representante literaria que trabajó durante 20 años con Amis, y cuya ruptura contractual también significó el fin de la amistad con el ahora viudo Julian Barnes. En otra foto, aparece Amis junto a un jovencísimo y nerd Ian McEwan en un café parisino. “Esta colección de fotos es un diario visual” dice Gorgas, sobre quien, próximamente, sacará una novela, The pregnant window, que el mismo Amis ha descripto como “ligeramente autobiográfica”.


Scoring plagio

Si el descuento de puntos que actualmente se aplica a los conductores funcionara también por cada plagio de los literatos, Alfredo Bryce Echenique ya habría perdido su licencia. Luego de comprobar que el autor plagió 16 textos periodísticos publicados en diversos medios de comunicación, el Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual sancionó al autor con una multa de 40.000 euros. Bryce, al que sólo le queda una instancia de apelación, sigue ofreciendo su repertorio de excusas: “Los artículos no fueron publicados en Perú, así que no se puede pretender protección por las normas nacionales; además fueron publicados sin mi autorización, por lo cual no soy el autor”.


Confieso que no lo he escrito

Si entre los mails de año nuevo Ud. recibió un poema asignado a Pablo Neruda que empezaba así: “Muere lentamente quien no viaja/ quien no lee/ quien no oye música/ quien no encuentra gracia en sí mismo”, lamentamos decirle que fue estafado, según salieron a decir los responsables de la Fundación Pablo Neruda. Es por eso que este nuevo poemita engruesa la ya larga tradición de obras made in internet –”Queda, prohibido” y “Nunca te quejes”, por ejemplo– asignadas apócrifamente a grandes escritores, entre los cuales siempre están Neruda y Borges. El interrogante es, entonces, quién es el verdadero autor del poema. Y algunos comments ya están haciendo sus apuestas: hasta ahora Lionel Messi sería el principal candidato. En serio.

Compartir: 

Twitter
 

Martin Amis
 
RADAR LIBROS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.