libros

Domingo, 25 de abril de 2010

El conventillo universal

En la literatura de Mauricio Rosencof, el pequeño mundo de un barrio, una vecindad o un conventillo se entrecruza con el afán universal de una mirada humanista y existencial.

 Por  Martin Kasañetz

Medio Mundo
Mauricio Rosencof
Alfaguara
162 páginas

Hay escritores que describen la vida de un país desde sus detalles más íntimos y personales. En sus textos, la realidad de sus personajes se muestra de abajo hacia arriba: desde el conventillo hasta el Ser supremo que los crea y los observa como muñecos. En Manhattan Transfer, novela de mediados de la década del veinte, John Dos Passos demostraba cómo a través de fragmentos de diferentes seres comunes se construye una realidad social de profundo sentido. Estos hombres que residen en el caos de una ciudad revelan, desde sus particularidades, la totalidad. De esta manera, el escritor y periodista Mauricio Rosencof teje en su nueva novela Medio Mundo una red entre los habitantes del barrio Sur de Montevideo y expone, con vasto conocimiento, sus vidas a la vista de todos, como esas sábanas gastadas con manchas delatoras que cuelgan de la soga en el patio de un conventillo.

Lo interesante de este texto es que Rosencof parece evitar el tinte de costumbrismo nostálgico, ya que traza un paralelo entre esta comunidad de rasgos claramente rioplatenses con la universalidad de momentos claves de la historia del cristianismo. Es así que a este barrio llega desde Polvoserás un forastero de nombre Nazario que impactará en la vida de toda la comunidad.

“Dios está en otra”, explica Rosencof hablando sobre la intervención del Creador en su obra. En el texto se describe a un Dios ausente que les entrega a los Hombres el libre albedrío y los deja a su merced, sin importarle las consecuencias. Este concepto puede tener dos lecturas totalmente opuestas y válidas: la primera es que podría interpretarse como una perversa indiferencia del Creador con su creación, y la segunda, más existencialista, como la profunda esperanza que este Ser supremo tiene en los Hombres, en sus responsabilidades.

En la novela de Rosencof abundan las preguntas metafísicas que los personajes se hacen entre sí, y sobre todo las que realizan en soledad, a manera de dudosa confesión. La angustia existencial está presente en todo el texto, ya que los vecinos de este barrio se encuentran abandonados a su suerte en un medio de una tormenta de polvo.

Rosencof juega con sus personajes, describiendo continuamente situaciones que nos hacen referencia a momentos bíblicos claves, pero desde la vida del hombre común. Así es que Nazario tiene personal aprensión al uso de clavos en su trabajo como carpintero y artesano, o en una caminata rápida sus pasos se confunden con un levitar al ras del suelo.

Rosencof se desempeña desde 2005 como director de Cultura de la Intendencia Municipal de Montevideo, y posee una vasta producción literaria, destacándose entre otras La Margarita –escrita en cautiverio–, El barrio era una fiesta y Una góndola ancló en la esquina. También Memorias del calabozo, en que relata en forma de diálogos junto a Eleuterio Fernández Huidobro los horrorosos momentos del cautiverio. “La gente tiende a decir: era tupamaro y ahora es ex tupamaro. Ex tupamaro las pelotas, eso no me lo quita nadie”, declaraba Rosencof sobre su situación luego de haber integrado la conducción del Movimiento de Liberación Nacional Tupamaros en Uruguay, por lo cual cayó preso en 1972 y fue brutalmente torturado. Desde 1973 a 1985 fue uno de los nueve rehenes que la dictadura militar uruguaya tenía en celdas individuales, pozos de dos metros por uno, entre ellos Pepe Mujica.

La escritura de esta novela se basa en determinadas estructuras principales: por un lado el relato liviano plagado de momentos oníricos, y por el otro el vuelo poético destacable propio de algunos poetas uruguayos de mitad del siglo pasado. Esta unión, que alcanza momentos de alto nivel literario, es un acierto fundado en los sólidos conocimientos de Rosencof del Uruguay tradicional. Medio Mundo parte desde las particularidades del conventillo uruguayo en dirección a la universalidad del corazón del Hombre, desde sus más profundas dudas y miedos hasta la grandeza individual de lo más auténtico de la existencia humana.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR LIBROS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.