m2

Sábado, 7 de agosto de 2010

Patrimonios y ocupaciones

Los amigos de Macri sí pueden ser okupas, mientras el CAAP deja demoler casas históricas y en La Rioja sigue, como si nada, el proyecto de escuela-shopping.

 Por Sergio Kiernan

A la incapacidad del gobierno porteño de respetar la ley se le sumó un nuevo caso, el de los okupas VIP. Y el CAAP sigue sorprendiendo dejando que se demuelan edificios que nadie entiende por qué no son patrimoniales. En La Rioja avanza la escuela shopping, sin que nadie parezca capaz de detener el proyecto.

LIGURES EN BARRACAS

En Barracas ya no saben qué creer: se va a demoler un edificio histórico, en buen estado de conservación, en el contexto de una cuadra baja de casas y propuesta para su catalogación. No es que los vecinos del barrio se sorprendan por estas tropelías, pero es que toda esta barbaridad se va a cometer por la inexplicable decisión del Consejo Asesor en Asuntos Patrimoniales, que “desestimó” el edificio. Y pensar que el CAAP iba a ayudar a custodiar el patrimonio.

La Cuadra de Azara al 600 es baja, tiene buena parte de sus edificios originales y es virgen de todo objeto en altura. A mitad de cuadra, en el 645 está la Società Liguria, fundada en 1889 por inmigrantes italianos de esa región y refundada en 1922 al remodelar la casa que les sirvió de sede. La Società es una de esas instituciones inmigratorias muy comunes en otros tiempos pero medio que faltan objetivos en este país que licua comunidades en un blend llamado argentinos. Pero su sede está cargadísima de historias y es querida por los vecinos en un barrio con un fuerte perfil italiano.

Pero ni su historia ni su aspecto de casa de barrio típica y sin remodelar, ni el proyecto de ley 2709 para catalogarla, salvaron a la Societá. El CAAP se lo pasó por sus zonas oscuras y sólo queda especular con las razones. Una es simplemente que los consejeros no entienden que Barracas quiere conservar sus cuadras así, seguir siendo un barrio como el que es, detener el “progreso” truchón de la piqueta y la torre. Otra razón es que los consejeros ni reaccionan con una simple y honesta casa, y menos en Barracas, que no tiene los garbos de otros barrios. La tercera razón es una que los consejeros hasta admiten en público: la “carga” constructiva que se permite según la zonificación. Esto último significa que una casita no va a detener el negocio de hacer un edificio de departamentos.

Queda claro a quiénes sirve el CAAP.

TERRENOS OCUPADOS

El diputado porteño Martín Hourest y el defensor adjunto porteño Gerardo Gómez Coronado se están ocupando de un pedido muy grave de la Proto Comuna Caballito. Resulta que desde hace más de dos años hay un gran terreno de 6300 metros cuadrados, parte de los terrenos ferroviarios de la Playa de Cargas Caballito que el gobierno nacional cedió en 2000 a la ciudad, que está ocupado. El gobierno de Mauricio Macri es muy sensible a las ocupaciones de espacios públicos y, por ejemplo, ya desalojó por decreto de ese mismo espacio a una huerta comunitaria. Pero esta ocupación no se toca por una muy simple razón: el terreno es usado como obrador y sala de ventas de una torre que construye Caputo Construcciones, propiedad de Nicolás Caputo. Que viene a ser el jefe de asesores de Macri.

El terreno está en la calle García Lorca al 200 y, como puede verse en la foto, está arbolado y parquizado. La firma Caputo lo cercó en 2008 y lo usa de estacionamiento y depósito de materiales. También construyó un espacio de ventas para el desarrollo que también se ve en la foto, otro mazacote sin ángel ni otro fin que hacer muchos metros rentables. El lugar se llama “Dos Plazas” y es evidente que el “préstamo” de una plaza le vino bien a sus constructores.

El defensor adjunto Gómez Coronado hizo una actuación –la 4261/09– pidiendo a la Administración de Infraestructuras Ferroviarias que informara si había algún tipo de contrato o préstamo formal. La actuación, iniciada por la denuncia de la Proto Comuna Caballito, fue contestada con brevedad, porque el terreno “no fue cedido en locación o comodato a ninguna empresa”. Confirmado esto –sólo la AIF puede prestar legalmente algo que le pertenece y el gobierno porteño recibió en comodato únicamente para hacer parques– los vecinos se acercaron al diputado Hourest. El diputado acaba de presentar el proyecto 2133 pidiendo informes sobre el tema, que ya fue girado a la Comisión de Planeamiento de la Legislatura para su tratamiento.

Los vecinos de la Proto Comuna están realmente enojados y piden que se sancione no sólo a los funcionarios implicados sino a los profesionales matriculados que participan de la usurpación. Buen punto: el CPAU ¿no les hace tribunales de honor a los miembros que aceptan estas ilegalidades? En Caballito dicen que todo delito es malo, pero que si lo hacen “entidades con poder económico, contactos políticos y relaciones, es realmente muy dañino para la sociedad”. Mientras tanto, el gobierno porteño debería desalojar a la constructora y reabrir el terreno al público.

ESPACIOS PUBLICOS

Algo bueno: el Museo Sívori acaba de lanzar un curso destinado al público en general y docentes, guías de turismo y arquitectos, sobre los monumentos de Buenos Aires. Se hace los martes de mañana, empieza este mes, lo dictan las profesoras Adriana Ortolani y Trinidad Taboas, e implica buenas caminatas viendo y entendiendo tesoros públicos. Es arancelado y los informes se dan en el 4775-7093.

EN LA RIOJA

Desde el último día de julio está tapiada la reja perimetral de la escuela normal de La Rioja, construida en 1884 y lugar donde se estrenó entre nosotros esa novedad llamada Jardín de Infantes. Como se puede ver en las fotos, se apilaban las pinoteas arrancadas de los interiores –unos tres mil metros cuadrados, nada menos– y las montañas de escombro prueban las demoliciones internas.

En la provincia se juntaron siete mil firmas, lo que significa que hay siete mil desesperados por lo que está pasando. Los riojanos estaban esperanzados de que el Congreso declarara monumento histórico “con función escolar” al colegio, de modo de preservarlo en forma y función, pero la cosa parece empantanarse. Como se sabe, en cuestiones de demolición el tiempo es oro, ya que los edificios desaparecen. Tampoco parece funcionar que el tema llegara a los medios nacionales justo cuando el gobernador estaba de gira con la presidenta Cristina Kirchner. Según los funcionarios provinciales, en diálogo con los preservacionistas, hacer un shopping en la vieja escuela “es una prioridad política”. Parece ser cierto nomás.

Lo que sí funcionó es la nueva moda de recubrir pisos con pinotea. Según varios testigos, la madera fue llevada por el que quisiera, para usar en sus casas. La Rioja avanza.

La Società Liguria en la calle Azara y la ficha del CAAP que autoriza demolerla.
El obrador de Caputo Construcciones en un terreno ocupado.

Compartir: 

Twitter
 

Escombros y pinoteas en la obra del shopping en la escuela de La Rioja.
 
M2
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.