m2

Sábado, 14 de mayo de 2011

Formas que hablan

Qué! Diseño, de Moriana Abraham y Federico de la Fuente, otro
estudio cordobés que se abre paso en ferias y concursos varios.

 Por Luján Cambariere

Hace un tiempo comenzaron a ver la luz en ferias o concursos de diseño piezas, o más bien formas, de una misma autoría. Un perchero de madera, el Brote, inspirado en el concepto de crecimiento y desprendimiento de un árbol (premio Sustentabilidad del IV Concurso Internacional de Diseño de muebles Fedema 2010, Formosa, y Mención Honorífica del 7º Concurso Internacional de Diseño de muebles Movelpar 2011, Paraná, Brasil). El mate Pampa, con dos grandes asas especialmente ideadas para fomentar el aspecto generoso del ritual. Además de una simpática alcancía Rose, resignificando la imagen de la alcancía tradicional, pero conservando el espíritu con el que fue concebida originalmente: su analogía con el animal y su función de contener dinero para el ahorro.

“Nuestra propuesta estética tiene mucho que ver con nuestra formación como docentes de morfología. No podemos abstraernos de nuestro interés en el estudio de la forma, el uso del color y las texturas, la búsqueda o la inspiración en formas naturales, la utilización de los recursos formales contemporáneos”, detallan como una parte del ADN de su estudio, que no hay duda que tiene la otra en el hecho de ser sus creadores de Córdoba, semillero cada día de mejores profesionales. Qué! Diseño es un estudio creado en 2008 por los diseñadores industriales Moriana Abraham y Federico de la Fuente, ambos docentes e investigadores de la Universidad Nacional de Córdoba. Juntos diseñan y producen objetos y pequeños muebles, distintas líneas, relacionadas con la realidad productiva regional.

–¿Cómo y por qué nace Qué! diseño?

–Qué! Diseño nació en diciembre de 2007, fue un proceso que se fue gestando entre nuestros intereses como diseñadores industriales y nuestro trabajo como docentes. Llevó casi dos años desde que empezamos nuestras participaciones en concursos hasta que logramos insertar en el mercado nuestro primer producto. Nace del deseo de crear. No nos imaginamos nuestras vidas sin el diseño. Aunque empezamos de a poco, fue y es un proceso que avanza seguro.

–¿Cómo es diseñar desde Córdoba? ¿Pura autoproducción o existen otras alternativas...?

–Nos tomamos el hecho de diseñar con mucha libertad, ya que no sólo diseñamos sino que también producimos nuestros diseños. Nuestra intención es poder producir objetos y muebles, utilizando tecnologías y mano de obra locales. Por esta razón nosotros nos decidimos por la autoproducción. En nuestra provincia hay una cultura del trabajo con la madera y la cerámica de extensa tradición, y nuestra intención es poder diseñar y producir utilizando tecnologías y mano de obra locales, proponiendo el uso de materiales reutilizados, reconstituidos o de cultivo cuando es posible. La producción de cerámica nos interesa por sus inagotables posibilidades formales y su estrecha relación con el oficio. Si bien es cierto que es difícil la autoproducción en Córdoba, es cuestión de esperar, buscar, visualizar el nicho y relacionarse con productores.

–¿Cuál fue el primer producto de la dupla?

–En realidad fueron dos productos en paralelo. Por un lado, una serie de muñecos realizados en tela vinílica, que dieron origen a la familia Blapis, productos pensados a partir de la reutilización de telas descartadas por la industria gráfica. Por otro lado diseñamos y producimos nuestra primera serie de alcancías Rose, que nació cuando pensamos en resignificar la imagen de la alcancía tradicional.

–¿Cómo los comercializan?

–La comercialización se realiza a través de nuestra web, blog y Facebook. Así llegamos a locales de venta al público en todo el país. También promocionamos nuestra marca en algunas páginas web dedicadas a la difusión del diseño industrial en el país y mediante la participación permanente en concursos, ferias y exposiciones de diseño locales, nacionales e internacionales, como por ejemplo Diseño con Acento, Fedema, Fimar y estaremos en el Museo Sustentable de la Feria Puro Diseño en mayo, presentando nuestro perchero Brote.

–¿Por qué la elección de esos temas y materiales?

–Por una cuestión de oportunidad productiva y de experimentación, además de comercialización. Comenzamos a trabajar en cerámica. También nos interesa proponer nuestra mirada sobre objetos tradicionales de nuestra cultura como la alcancía, el mate o el florero. Intentamos producir objetos de carácter innovador y coherente con su función y proceso productivo, sin dejar de lado lo que pide el cliente. Por otro lado experimentamos permanentemente con las posibilidades de diseño de muebles de madera reconstituida, que se utiliza principalmente para la construcción, teniendo en cuenta que en nuestra provincia muchas especies de árboles están en extinción y existe la necesidad de utilizar otros recursos, otorgándoles a los mismos valor a través del diseño.

–Córdoba genera cada día mejores profesionales. ¿Piensan lo mismo? ¿Eso a qué se debe?

–Creemos que esto sucede porque la universidad siempre es una usina de ideas y retroalimentación. La Universidad Nacional de Córdoba tiene la característica de ser muy heterogénea, hay estudiantes de todos los puntos del país, y eso permite transmitir conocimientos, experiencias, culturas regionales y procesos productivos.

Compartir: 

Twitter
 

 
M2
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared