m2

Sábado, 11 de abril de 2015

Un lugar en el mundo

Las creaciones argentinas que van al próximo Salón Internacional del Mueble de Milán y al Wanted Design de Nueva York.

 Por Luján Cambariere

Abril y mayo son de los meses más fuertes en el calendario internacional del diseño. Comenzando esta semana, del 14 al 19 de abril se puede ver el Salón Internacional del Mueble de Milán junto a su Salón Satélite y su todavía más interesante ámbito Fuori Saloni. Del 15 al 18 sigue el evento Wanted Design de Nueva York. Son dos grandes oportunidades de ver y de mostrarse y una manera de tomar el pulso de lo que pasa en el mundo.

Por algo la arquitecta correntina Agostina Branchi, del estudio Brana, anda de festejo. Es que fue seleccionada por el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, y por la Fundación Exportar para participar y representar al país en ambos encuentros. Allí partirá con sus banquitos Estel y Ocaña, ambos diseñados de manera tal que puedan ser producidos en serie, haciendo uso racional del material a través del corte computarizado y uniendo las piezas con elementos de fácil desarme, sin pegamento.

“El Estel es una repetición de líneas rectas, alternándose para formar un asiento confortable de doble función, ya que al darlo vuelta se convierte en un revistero. Mientras que el Ocaña, además de asiento, también oficia de revistero o toallero”, detalla Branchi de sus piezas realizadas en madera reconstituida enchapada en guatambú.

¿Expectativas? “Me enteré de las convocatorias a través de las redes sociales y me animé. Creo que la participación en estas ferias, además de la importancia que tiene representar a la Argentina y del orgullo de poder llevar algo de nuestro ADN a estos eventos que son importantísimos a nivel internacional, es la posibilidad del contacto directo con otras empresas potencialmente interesadas en mis productos y diseños, generando ventas en el mercado exterior. Por eso, las expectativas están principalmente focalizadas en fortalecer la marca, captar nuevos clientes, investigar y analizar el mercado, como así también crear alianzas estratégicas”, señala.

En Milán también serán de la partida Crivos Objetos Enredados, Aukán, Stärke, Espina Corona, En Bruto y Federico Varone. Este último presentando dos sillas nuevas especialmente ideadas para la feria. “La Loop, hecha en varilla de acero pintada al horno. La idea parte de un juego morfológico que hice hace un tiempo buscando distintas formas de generar el apoyo en una silla, quería salir de las tradicionales cuatro patas y me parecía que la parte de atrás de la silla siempre quedaba olvidada. A partir de ahí empecé a maquetizarla en alambre hasta llegar a una forma donde una sola línea hace de estructura y asiento. Otro aspecto interesante es que la silla tiene un pequeño movimiento tipo vaivén en el asiento, lo cual le da un aspecto lúdico interesante.

Con la silla VV se dio un proceso similar de experimentación, pero esta vez comenzó en el papel. En ella también trabajé la idea de las patas, en ese espacio olvidado que queda entre el suelo y el asiento. Estas además se desarman para un mejor transporte mediante cuatro piezas de fijación”, cuenta recién llegado a Milán. Donde además, en una primera recorrida por algunos locales donde había dejado productos en 2014, tuvo la grata sorpresa de haberlos vendido todos. “Mi idea es seguir mostrando mi trabajo al mundo, esta vez reforzando la posibilidad de contactarme con empresas productoras. Este año también se presenta un libro/catálogo de diseño donde seleccionaron algunos productos míos (las sillas Medio&Medio y la poltrona Tortuga), la presentación se va a hacer en Ventura Design District y ésa es una buena chance de entrar en contacto con las empresas interesadas en nuevos productos y diseñadores. Veremos qué nos dice la suerte”, remata desde Italia.

A Nueva York

En mayo parten dos marcas ya establecidas en el mercado local que comparten región, trabajar con lo propio –materiales y contexto– y haber participado en ferias anteriormente. Designo Patagonia, de Martín Sabattini y Manuel Rapoport, que parten con algunos de sus productos fetiche –el banquito matero y su familia (la banqueta Choique, la poltrona Chiva y el Ciempiés) y las lámparas Big Bang– y algunos nuevos que se colarán a último momento al avión. “Una sucesión feliz de hechos hizo que estemos mandando cosas a la feria Wanted Design de Nueva York. Entre ellas que fuimos seleccionados por un programa de apoyo a emprendimientos culturales del Ministerio de Cultura de la Nación, para recibir un fondo que financia el posicionamiento de marca. Con esta ayuda vamos a actualizarnos gráficamente, renovaremos nuestra web y redes sociales y también podremos participar en esta feria. Por otra parte ya tuvimos varias experiencias de exportación puertapuerta a Estados Unidos que fueron exitosas por lo que creemos que promocionarnos allá va a ser provechoso”, cuenta Rapoport desde Bariloche.

¿Aprendizajes de muestras pasadas? “El año pasado fuimos a Milán y nos quedó grande. Fue positivo desde varios puntos de vista, como por ejemplo ver que nuestros productos gustaban y que los precios eran competitivos. Pero los circuitos de comercialización son muy masivos, sin espacio para lo local, las producciones pequeñas o seriadas, lo semiindustrial o artesanal. Por eso apostamos este año a esta feria que pareciera tener otro perfil. Lo que buscamos son clientes directos o pequeños shops de objetos que valoren los productos auténticos y especiales en nuestro caso con marcada identidad local.”

Mientras que el mendocino Carlos Obregón, reconocido por su colección de mobiliario reciclando bordalesas en desuso de las bodegas y con vasta experiencia en ferias internacionales, llevará nuevas piezas –el banco Mo y el revistero Frapé–. “Dos pequeños complementarios, que nos invitan a disfrutar de un momento especial, acompañado de la calidez de la madera de roble francés y el confort que brinda la forma curva en el asiento, y si se quiere de la suntuosidad de una copa de vino, la cual puede quedar reposada en un extremo del asiento”, detalla. “Creo que van a tener aceptación porque además relacionarse con el cuidado del medio ambiente nos da la posibilidad de experimentar momentos agradables. Por otro lado, mis saldos han sido siempre positivos de los viajes. La experiencia es muy gratificante, ya que los productos presentados captan la atención del público y tuvieron gran aceptación. Las dos veces que expuse en Londres vendí todo e incluso la última me vine con pedidos”, cuenta Obregón. Completan el team viajero a NY: 7 Rayos, Bla Bla, Curadoras, Invasión Verde, Iskin, Kepot y Heidi Jalkh.

Compartir: 

Twitter
 

 
M2
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.