m2

Sábado, 17 de septiembre de 2016

El infierno tiene un lugar especial para arquitectos argentinos (2)

En la avenida Callao, entre Quintana y Alvear, se alza una casona ceñuda y seria, de tres pisos y entrada señorial. No es ninguna joya increíble de la arquitectura pero es una muestra muy acabada del estilo petit hotel que alguna vez era la cara del barrio de Recoleta. Los renders de este recuadro muestran el nuevo status de la casona, el de nueva “oportunidad de inversión” para los especuladores. Nuevamente, la casona va a quedar envuelta y enanizada por un edificio de quince pisos de altura que no sólo no va a respetar en nada su estilo, sino que va a crear el tan querido contraste entre lo viejo y lo nuevo. Como se puede ver, este edificio Callao Clásico es un diseño derivativo, deliberadamente aburrido y seguro, no sea cosa que alguna chispa de originalidad pueda inquietar a un posible cliente. De hecho, los ambientes en el viejo palacio forman el segmento “exclusivo”, tal vez porque se conservará algo de su noble ornamento y por la altura de los cielorrasos. Los departamentos se venden a más de cuatro mil dólares el metro y, pese a la pomposidad realmente cómica de los argumentos de venta, ese es el alma del proyecto. El futuro espanto tendrá valet parking, una cava de vinos, spa, seguridad privada y, se anticipa, expensas muy altas. La ciudad se va a quedar con otra muestra de la falta de creatividad a la hora de solucionar este tipo de emprendimiento y también con otra muestra de la gran debilidad de las leyes de preservación frente al poder del dinero.

Compartir: 

Twitter
 

 
M2
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.