m2

Sábado, 15 de enero de 2005

Barrio Crisol en San Fernando

 Por Matías Gigli

En San Fernando ya tienen la hoja de ruta para urbanizar las tierras vacantes del cuadro de la estación Victoria.
Son parte del patrimonio ferroviario ya desafectado, que por años se encuentra sin seguridad alguna. El responsable no es precisamente el municipio sino el Estado nacional, que es el que tiene el dominio de las tierras. Ese punto tiene sin cuidado a los vecinos, que simplemente reclaman seguridad y un programa de actividades comunitarias. Es por eso que las largas conversaciones e inminentes promesas tienen que llegar a un fin. Todo empezó con una fuerte presión de los frentistas del barrio Crisol y se elevó un pedido de venta de las tierras del Onabe a San Fernando para que luego del traspaso la propia municipalidad se haga cargo de urbanizarlas y mantenerlas.
Para avanzar en el tema, que ya lleva mucho tiempo en danza, desde San Fernando se pidió a la SCA que organice un concurso nacional de ideas.
Los ganadores fueron el equipo de arquitectos conformados por Carlos del Franco, Guillermo García Fahler, Julio Ladizesky y Mario Rub, que presentaron un trabajo en donde puntualizan la voluntad de “configurar el parque a lo largo de la totalidad del terreno bordeando el ferrocarril, como frontera verde definitiva del Barrio Crisol, visible y accesible
desde todas las calles transversales y vinculado por sus extremos con el resto del partido. El planteo presupone una vocación futura de extender este parque sobre partes o la totalidad del terreno ferroviario, para conformar en tal circunstancia el área verde pública más significativa del partido de San Fernando”.
Con respecto al área de viviendas requerido desde las bases, los ganadores se inclinaron por “valorizar económicamente las nuevas viviendas, principal fuente de recursos para la materialización del proyecto, ubicándolas en proximidad con la plaza, circunstancia que optimizará su valor de mercado y que recíprocamente reforzará la vitalidad de la plaza. El sector del parque ubicado entre los conjuntos habitacionales y el ferrocarril que protege las viviendas del ruido de los trenes estará cuidadosamente iluminado y equipado con cabinas de vigilancia para su seguridad nocturna”.
El segundo premio fue para Luis Pereyra y Ernesto Sánchez. Además se otorgaron dos menciones, una para Manuel Schoplocher y otra para Daniel Cutari y Edgardo López Albarellos. Los jurados fueron Juan Molina y Vedia, Alberto Varas, Alvaro Arrese, Miguel Angel Otero, Matías Gigli y Pablo Terzaghi.
Ahora falta que desde las autoridades nacionales se realice el traspaso de las tierras a San Fernando y que el intendente Amieiro dé inicio a la integración de las tierras al barrio Crisol.

Compartir: 

Twitter
 

 
M2
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.