radar

Domingo, 16 de junio de 2013

INEVITABLES

TEATRO

Desvelada y Sola

Cuatro mujeres intensas en una sola actriz: una francesa inescrupulosa, una psicóloga de dudoso proceder, una ex diva del cine nacional y una locutora cálida como “una bola de fraile” que ameniza a su audiencia con mensajes, poesía y canciones. Ximena Banús compone y vibra con cada uno de sus personajes en la soledad del escenario. El hilo conductor es la participación de Lucila Domínguez, música y compositora que canta canciones propias y algunas versiones míticas de amor. Al finalizar la obra, ambas protagonistas interpretan juntas canciones en otros idiomas, deteniéndose en las sutilezas de los juegos vocales y sonoros, provocando humor y ternura.

Los sábados de junio, a las 24, en el Teatro del Perro, Bonpland 800. A la gorra.

Carpa quemada

El Grupo de Teatro Catalinas Sur presenta su nueva y muy esperada producción, que completa la trilogía que integran las aplaudidas Venimos de muy lejos y El fulgor argentino. Una crónica de 1910 sobre el centenario de la Patria nos informa que la carpa del payaso Fran Brown –levantada en la calle Florida– fue quemada por un grupo de jóvenes pertenecientes a las más destacadas familias de la sociedad porteña. A través del humor, la música, el circo y, claro, la teatralidad propia de Catalinas, Carpa quemada pone en escena los distintos sueños aniquilados que marcaron la historia argentina. Así se irán hilando y relacionando sucesos históricos como el asesinato de Mariano Moreno, el fusilamiento de Dorrego, el éxodo de los “Redotaos” de Artigas, el genocidio de los pueblos originarios y la marginación del criollo. Y en este ejercicio, ¿cómo no comparar el pensamiento de los ’80 en el siglo XIX con el “despensamiento” de los ’90 un siglo después? El Grupo de Teatro Catalinas Sur cumple 30 años de vida y trabajo. Dirección general: Adhemar Bianchi y Ximena Bianchi.

Los viernes y sábados a las 22 en el Galpón de Catalinas, Av. Benito Pérez Galdós 93. Entrada: $ 60.

MUSICA

Coki & The Killer Burritos: Viva Rosario!

Como el Viva Las Vegas de Elvis. Ese es el guiño que celebra el crudo y vibrante álbum en vivo de César Debernardi, ex líder de Punto G, grupo que se inmortalizó en la memoria colectiva rosarina gracias al hit “Cae lenta”, allá lejos y hace tiempo. Leyenda rocker en su ciudad adoptiva –nació en Cañada de Gómez–, cuya imagen se va diluyendo injustamente al irse alejando de ella, Coki supo tener un programa de radio, integrar el equipo cinematográfico de Gustavo Postiglione y formar parte de la banda de Fito Páez. Pero antes que nada fue forjando una fascinante aunque esporádica carrera solista, junto a unos mutantes Killer Burritos, con discos hoy incunables como Mi parrillada (1998), Un millón de dólares (2001) y Perdida (2005). Desde el cover de Kiko Veneno que abre el disco, hasta el contundente final con el tema que bautiza aquel último disco de estudio, el flamante Viva Rosario! es el mejor recorrido posible por el rock de Coki, y también por sus canciones. Si el título es celebratorio, las letras no lo son tanto, retratos crudos de una vida urbana y de sueños rotos. Pero nunca tanto, claro. Lo confiesa en su tema “La tormenta”: Lo que te pasó no es lo peor, ¿te pusiste a ver lo que hay alrededor? No hay nada malo en seguir siendo el secreto mejor guardado del rock rosarino más allá de sus fronteras. Después de todo, la culpa es de los otros. Viva Rosario! es la mejor forma de remediar esa injusticia. Eso sí, como no podía ser de otra manera, es un disco que sólo se puede conseguir en Rosario.

María Rita: Redescobrir

Una década y cuatro discos después de su debut discográfico, con el que apareció siendo ya una estrella casi de la nada, la hija deslumbrante de Elis Regina homenajea el repertorio y estilo de su progenitora en este álbum doble en vivo, que testimonia una gira que empezó en marzo del año pasado en Porto Alegre, y el próximo 8 de agosto visitará el Teatro Gran Rex de Buenos Aires.

DVD

Comenzando de nuevo

Recomendada solo con su título original (Smashed) y por un error, semanas atrás –cuando aún no se había confirmado su lanzamiento–, vale la pena, ahora que sí acaba de llegar a los videoclubes que quedan, recordar esta notable película que, a pesar de estar inserta en esa tradición marginal que son los “dramas alcohólicos” –que suelen ir con mayor o menor convicción en una dirección u otra: la de la recuperación o la de la autodestrucción–, zafa de casi todos sus clichés y sus más lacrimógenas metidas de pata. De producción modesta, la película de James Ponsoldt es el preciso y sensible, pero nada sentimental, retrato de una maestra de escuela que sigue los pasos del clásico Días de vino y rosas, encontrando empatía y afecto por los personajes, y hasta cierta belleza narrativa, donde otras películas sólo ofrecen conmiseración y sermoneo. Sostiene todo el asunto Mary Elizabeth Winstead, gran actriz no muy conocida, a quien algunos recordarán como la Ramona de Scott Pilgrim contra los siete ex de la chica de sus sueños (y otros, por un referente más trash: la hija de John McClane en Duro de matar 4.0). Llegó directamente al DVD, aunque habría merecido pasar un par de semanas por los cines.

Iron Man: Surge el Tecnívoro

Ahora que la convocatoria de la muy divertida y muy explosiva Iron Man 3 empieza a menguar –entre otras propuestas pisteras y resacosas en el cine– aparece esta opción para fanáticos del personaje de hierro y que, a pesar de tratarse de un largometraje de dibujos animados, no es exactamente “para chicos”. La trama es lo de menos: tras la muerte de su mejor amigo, el coronel James Rhodes (conocido en la última película como War Machine), Tony Stark se obsesiona con encontrar a la mente maestra detrás de la nueva, misteriosa amenaza: una forma de biotecnología sofisticada y letal. Pero lo notable del film pasa por una cuestión, digamos, de estilo: se trata de un animé, producido por quienes saben hacerlo, un equipo de japoneses, que en asociación con Marvel adaptan a un héroe occidental y global a sus propias pesadillas. Raro y efectivo.

CINE

Dos ingleses en Hollywood

Aunque nacieron en el Reino Unido, Cary Grant (1904-1986) y Ray Milland (1905-1986) construyeron la mayor parte de sus carreras de este lado del Atlántico, durante la llamada edad de oro de Hollywood. El primero fue uno de los actores más populares de su época, por su elegancia, encanto y agudeza (que habrían inspirado el Bond original de Ian Fleming). Filmó más de 75 películas, entre ellas algunas de las mejores comedias de la historia y cuatro obras maestras de Hitchcock. El segundo hizo más de 170 –y dirigió el notable film apocalíptico Pánico en el año cero, 1962– probando su versatilidad en todo tipo de géneros y en al menos una película perfecta: El ministerio del miedo (1944). A partir de este martes podrán verse algunas de las mejores películas de ambos, empezando por La sospecha (Suspicion, 1941), segundo film norteamericano de Hitchcock, y siguiendo por, entre otras, La llamada fatal (Dial M for Murder,1954, con Milland y Grace Kelly); la no tan vista Los aretes de la gitana (Golden Earrings, de Mitchell Leisen, 1947), con Milland y Marlene Dietrich, y otras.

Los martes de junio, julio y agosto a las 17 y 20, en el BAC, Suipacha 1333

Kartun (El año de Salomé)

En el marco del ciclo Laberinto de pasiones: documentos audiovisuales sobre el proceso creativo –dedicado a films contemporáneos enfocados en los procedimientos de trabajo de diversos artistas, como Kartun y León Ferrari–, se estrenará este film de Mónica Salerno y Hugo Crexell que propone una inmersión en la obra y la cabeza de uno de los dramaturgos argentinos más importantes de los últimos años. A lo largo de dos años, Salerno y Crexell registran el proceso creativo de su última obra, Salomé de Chacra, desde los primeros ensayos hasta su estreno; sus métodos y su pasión. Gratis. Más información en http://bn.gov.ar | http://naveonline.com.ar

Martes 18 a las 19, en el auditorio Borges (Biblioteca Nacional), Agüero 2502

TELEVISION

Longmire

El estreno de un western en televisión suele ser una buena noticia, como atestiguan la extraordinaria Deadwood, la reciente Hatfields & McCoys y la contemporánea Justified. Y habrá que ver qué pasa con el correr de la primera temporada para ver si está a la altura, pero en todo caso la flamante Longmire tiene el crédito abierto: el enigmático sheriff Walt Longmire (Robert Taylor), incorruptible representante de la ley en Absakora County, Wyoming, es, un poco como el protagonista de Justified, una suerte de versión actual de los duros del polvoriento pasado norteamericano. Basada en las novelas de Craig Johnson, la serie narra los misteriosos casos (la extraña muerte de una bailarina “exótica”, los cadáveres tendidos por un cartel mexicano, el crimen de varios purasangre premiados, la aparición de un culto peligroso, etc.) que debe resolver el protagonista mientras intenta reponerse a su temprana viudez. Lo acompañan una recién llegada detective urbana, Vic (Kate Sackhoff), y su mejor amigo y confidente, Henry Standing Bear, interpretado por el único más o menos famoso del reparto, Lou Diamond Phillips.

Desde hoy, los domingos a las 23, por A&E

Magic City

Ya pasó por el premium el año pasado, pero ahora llega al básico del cable esta notable serie creada por Mitch Glazer (Perdidos en Tokio), ambientada en Miami en un turbulentísimo 1959. La historia arranca cuando el lujoso Miramar Hotel, administrado por Ike Evans, se prepara a recibir el Año Nuevo, y con él –y al mismo tiempo que Castro llega a La Habana– a los Kennedy, la CIA y la mafia. Lo cual convierte al Miramar, por un momento, en el lugar más importante del mundo, dudoso privilegio para el cual Evans ha tenido que hipotecar el alma ante Ben “El Carnicero” Diamond, ocultándoles todo a su mujer, la bella Vera y sus hijos. Por supuesto, la cosa promete una situación atrás de otra, con todo a punto de estallar.

Lunes a las 23, por FX

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.