radar

Sábado, 30 de abril de 2016

SALí

LA PLATA Y CITY BELL

 Por Sandra Martínez

EL ESPIRITU ENCARNADO

Hace tiempo que City Bell dejó de ser un refugio de fin de semana para convertirse en residencia permanente de muchos nuevos vecinos, que encontraron en el barrio esa nostalgia de naturaleza y espíritu tranquilo de épocas ajenas. En los últimos años, también, se convirtió en el gran polo gastronómico de moda de buena parte de la Zona Sur, impulsado por el corredor de countries cercanos a la autopista, cuyos habitantes prefieren evitar el trayecto a Capital y encuentran en City Bell una salida cómoda, de calidad y con mucha variedad: hay cervecerías, hamburgueserías restaurantes familiares y otros que apuestan a la elegancia. Incluso se empiezan a ver muchos porteños en plan de microturismo, que llegan para pasar el día o el fin de semana, aprovechando también la apertura de un coqueto hotel boutique emplazado en una increíble casona antigua, que se remodeló respetando su arquitectura original.

Que Atelier sea uno de los restaurantes favoritos de City Bell, no sorprende: el lugar logra resumir el espíritu de la localidad, donde la modernidad avanza pero con vigilados pasos que evitan alejarse de la tradición. El salón ofrece un gran ventanal que se luce especialmente los mediodías de domingo, mientras que la cava cuida etiquetas de vinos de pequeñas bodegas de todas las regiones del país. En este caso, lo moderno se verifica en la cocina de Santiago Palma, desplegada en la composición casi artística de su ensalada de la huerta ($120), en el sutil ahumado de su colita de cuadril ($235), en las deliciosas versiones de su cerdo en dos cocciones ($230). Cada carne en su punto, cada guarnición cuidada con esmero. Los postres acompañan, con una lujuriosa crème brûlée de dulce de leche servida con helado de banana y un bizcochuelo de maní ($110) como ejemplo de las virtudes de una carta que se renueva en cada estación. Mientras, la tradición corre discreta en la perfecta técnica de la cocina y en la atención de un equipo bien preparado que explica cada detalle de cada plato. Sin dudas una experiencia que vale más de una escapada.

Atelier Cocina y Cava queda en Diagonal 93 184, City Bell. Teléfono: (0221) 472-4640. horario de atención: martes a sábado de 19 a 24, domingos de 12:30 a 15.


EL CORAZON MANDA

Calles arboladas y tranquilas, ideales para un paseo otoñal a la hora de la siesta. Así es City Bell, con la excepción de la calle Cantilo, que marca el principal centro comercial de la zona. En la cuadra que queda entre las calles 13b y 13c (nada más platense que esas direcciones, que parecen sacadas de una partida de Batalla Naval), por ejemplo, solo quedaba una casa resistiendo gracias a la tozudez de sus dueños, negados a perder la historia vivida en esas paredes para que la conviertan en un local más. El tiempo les dio la razón, cuando ese chalet, bien típico de la zona, encontró en el proyecto del cocinero Enrique Pironio. Pensado en un principio como restaurante a puertas cerradas, los planes cambiaron cuando descubrieron que era imposible mantener un perfil discreto en una zona tan transitada. Ahora reciben también público al paso -si las reservas lo permiten- y el jardín del frente, con su colorido mural pintado por el artista Matt Aire, y un corazón lleno de luces, no solo captura la vista sino que es uno de los sectores favoritos para las noches cálidas.

Los anfitriones reciben con un aperitivo de cortesía y unos deliciosos baos de cerdo (sándwiches pequeños y deliciosos en un pan cocido al vapor), que abren el apetito. La carta es breve pero tentadora. Entre las entradas, resulta imperdible la sopa de papa con crema de cebolla y emulsión de chorizo ($60). Los principales, sabrosos y abundantes, incluyen propuestas como los raviolones caseros de cordero, servidos en el jugo de cocción de su carne con crema y menta ($175); también, un pechito de cerdo con ragout de vegetales de estación y criolla de manzana ($180) o un risotto de cebada perlada con hongos y manteca trufada ($170).

El ambiente y la atención invitan al relax. Un húmedo de dulce de leche para los más golosos, o el membrillo asado con mousse de mascarpone y praliné de frutos secos para los que prefieren la frutas de estación ($75) son el cierre para una velada que termina con el corazón contento.

Casa Corazón queda en Cantilo 225, City Bell. Teléfono (0221) 502-1897. Horario de atención: miércoles a sábados de 20:30 a 24.


MENOS ES MAS

Mauro Colagreco, el famoso cocinero argentino que, en su restaurante francés Mirazur, ostenta dos estrellas Michelin, se sumó a la ola de grandes chefs mundiales que trasladan su técnica a una comida rápida de platos sencillos y económicos, apuntados a un público amplio. Y, esta vez, Mauro decidió hacerlo en su ciudad natal, en La Plata.

El lugar, conducido junto a su socio y amigo Gonzalo Benavidez, se llama Carne, nombre que indica a las claras el espíritu de este proyecto, donde las hamburguesas (el fast food por antonomasia) se combinan con la obsesión cárnica de los argentinos. Conociendo la reputación del chef, muchos quizás esperen encontrar en el menú rebuscadas versiones gourmet del gran clásico de la comida rápida. Pero la intención de Colagreco es lo contrario: volver a la más pura expresión de la hamburguesa, que según dice tiene merecida nobleza. Para lograrlo, se lanzó a la búsqueda de los mejores productores locales. Un frigorífico platense provee los medallones de carne, elaborados a base de animales y cortes seleccionados. El pan sigue una receta con aires de brioche, que fue pensada en Francia, y que ahora se elabora en una pequeña boulangerie de City Bell. El kétchup es el orgullo de la casa, con más de tres mil kilos de tomates utilizados en pruebas hasta llegar a la fórmula perfecta.

Las papas fritas son lo primero que los clientes comentan con entusiasmo, con sus tres cocciones que les otorgan una textura perfecta entre lo tierno y lo crujiente. Para acompañar, ingredientes simples y de cuidada selección y frescura: lechuga, tomate, panceta crocante, jugosas rodajas de tomate, cebolla morada, pepinillos, todo en múltiples combinaciones posibles. Por $155 el combo con papas y bebida, el resultado es esa hamburguesa que suele verse perfecta en la foto, y que en este caso lo verifica en el plato. Colagreco volvió a sus pagos para demostrar que en gastronomía, la regla cardinal del minimalismo –menos es más– también aplica.

Carne queda en Calle 50 542, La Plata. Teléfono: (0221) 421-9817. Horario de atención: lunes a sábados de 12 a 24.


Fotos: Pablo Mehanna

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.