radar

Domingo, 29 de diciembre de 2013

SALí

A COMER CON AMIGOS

 Por Sandra Martínez

Caballito feroz

La cuenta no falla: amigos y parrilla son dos elementos que se llevan muy bien juntos. Pero no toda parrilla es igual, y la apertura de Fiera en el barrio de Caballito se muestra como una de las más interesantes opciones del año. Decorada con un estilo industrial y moderno, con luces de neón, animales con antifaces y consignas juguetonas como “No ha de pellizcar a su vecino de mesa”, su ambiente alegre y algo ruidoso se presta para grandes mesas grupales. Eso sí, es indispensable reservar con anticipación para evitar la espera.

El servicio de mesa incluye una panera deliciosa presentada en una bolsita de papel madera junto con varios condimentos caseros. La carta es breve, con todo lo que debe tener, además de algunas propuestas originales. Los chorizos de cerdo vienen de 10, 20 y 40 centímetros (entre $ 20 y $ 54). Otra entrada ideal para grupos es el variado Ménage à trois, que incluye chorizo, morcillas bombón y chinchulines ($ 58).

Entre los cortes de carne tradicionales resulta muy recomendable la entraña, que se sirve jugosa y sin cuero ($ 69). Pero lo mejor es animarse a probar alguna de las propuestas de la casa, como el osobuco a la parrilla, braseado hasta que la carne se deshace con el tenedor ($ 108 para compartir) y luego puesto sobre las brasas, o la “costilla con un poco de asado” a $ 72. Entre las guarniciones, hay siete variedades de papas, como las excesivas papas Fiera ($ 34) con panceta, huevo frito, morrón, verdeo y pimienta negra. También ofrecen verduras asadas ($ 32) y variedad de ensaladas. Siguiendo el plan comunitario, para beber hay que pedir la jarra de la casa, con vino rosado, frutos rojos, azúcar y hielo ($ 74 para tres).

Fiera es el nuevo proyecto de la gente de Almacén de Pizzas, y la experiencia se nota sobre todo en el servicio, que jamás se ve desbordado aunque el restaurante esté lleno. Con su aire canchero pero prolijo, esta esquina parrillera es tan adecuada para un cumpleaños familiar como para una salida de chicas (los miércoles hay ladies night con 20 por ciento de descuento) o el típico encuentro de amigos post partido de fútbol.

Fiera queda en Av. Pedro Goyena 300. Teléfono: 4923-0707. Horario de atención: todos los días de 19.30 a 24. Sábados y domingos de 12 a 16.


Un chino de Arizona

La apertura de P. F. Chang’s en San Isidro fue uno de los grandes desembarcos gastronómicos de este 2013. El restaurante pertenece a una cadena nacida en Arizona, Estados Unidos, y hoy –tras 20 años de historia– tiene más de 200 sucursales en todo el mundo, ofreciendo un menú de platos de China y otros países asiáticos.

La comida china, casi por definición, con sus múltiples platos servidos al mismo tiempo, es ideal para ser compartida. Y P. F. Chang’s suma a esto un amplio salón, custodiado por dos caballos gigantes que hacen referencia a las figuras de terracota encontradas en la tumba del primer emperador de China, perfecto para armar mesas grandes.

La comida puede empezar con una selección de entradas como los dumplings dorados a la plancha (entre $ 68 y $ 77 según el relleno), las chauchas verdes rebosadas con salsa picante ($ 72) y los wontons de cerdo ($ 70). Luego siguen principales con distintas carnes rojas, aves, pescados y mariscos y fideos, como el Mongolian Beef, láminas de carne caramelizadas al wok con verdeo al dente ($ 128), el Orange Peel Chicken, con crocantes trozos de pollo salteados con cascaritas de naranja y salsa de tomate picante ($ 108) y los Garlic Noodles ($ 80).

Como buena cadena nacida en Occidente, P. F. Chang’s imprime a sus recetas un carácter amigable, sin la búsqueda de ser una réplica perfecta de los sabores asiáticos originales. Esto se nota sobre todo en los postres, donde se rinden a los key lime pies, los cheesecakes y hasta una torta con múltiples capas de bizcochuelo de chocolate ($ 78). También hay menú infantil, con opciones simples y libres de sabores demasiado exóticos, y la bebida servida en vasitos plásticos involcables estampados con el gato de la suerte.

La influencia estadounidense se nota en el estilo del local, amplio, luminoso, y en servicios como valet parking, beeper para las esperas y refill de gaseosas que recuerdan al vecino restaurante Kansas. El mix completo funciona y el local está siempre lleno. Para ir en grupos, conviene llegar bien temprano.

P. F. Chang’s queda en Av. Libertador 13.701, San Isidro. Teléfono: 0810-888-7322. Horario de atención: todos los días de 12 a 24.


La pizza más querida

Había una vez un lugar, pequeño y acogedor, donde se servían maravillosas pizzas a la parrilla, crocantes, finitas, coronadas con combinaciones de deliciosos ingredientes. Ese lugar aún existe: se llama La Más Querida, y queda detrás de la estación Belgrano C del tren Mitre, en el barrio de Belgrano.

Las pizzas se preparan en una parrilla cerrada en su parte delantera con una chapa. Esto permite que las brasas cocinen la masa imponiéndole sus aromas ahumados, sin perder el efecto horno que derrite el queso e integra los demás ingredientes. Ultrafinitas, crocantes y con formato rectangular, las grandes tienen doce porciones y se pueden dividir en tres sabores diferentes, mientras que las chicas tienen seis porciones y permiten hasta dos variedades. No hay que dejar de probar la especial de la casa, con salmón ahumado, hongos y rúcula (desde $ 140); la Bosque, con champignones, gírgolas y pimentón dulce ($ 110); la Francesa, con cebolla panceta y gruyère ($ 110), y la Vegetariana, con variedad de vegetales también asados en la parrilla ($ 90). La enchilada ($ 90), con salsa de chile con carne y porotos, es también muy buena, pero mejor dejarla para cuando termine el verano más intenso. Se puede completar con toppings de salsa casera, una a base de huacatay (una hierba andina), la otra de ajíes picantes.

Terminada la ronda de pizzas, llegan los postres: está la Bubilain, antigua receta francesa de torta húmeda de chocolate; la tarta helada de maracuyá, ideal para estos días calurosos, o los clásicos italianos, tiramisú y panna cota (todos, $ 30).

Los vecinos de Belgrano tienen la suerte de poder disfrutar el delivery. El local, por su parte, es pequeño pero permite armar una o dos mesas grandes. Todo es muy sencillo y sin grandes pretensiones, desde la básica carta de bebidas a los individuales armados con papel madera. Los banderines y luces de colores aportan un toque festivo. Bubi, el dueño, atiende personalmente y cuenta que prepara las pizzas tal como a él le gusta disfrutarlas, con ingredientes de primera calidad. Una filosofía que se nota en los resultados.

La Más Querida queda en Echeverría 1618. Teléfono: 4788-1455. Horario de atención: martes a domingos de 20 a 24. Sólo efectivo.


Fotos: Pablo Mehanna

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.