radar

Domingo, 10 de agosto de 2008

YO ME PREGUNTO

¿Por qué a la droga se la llama falopa?

No sé, pero la culpa la deben tener Moreno o D’Elía. Por lo menos en algo cambiaron, ya me aburría que siempre la ligaran Quebracho y Marilyn Manson.
Anónimo

Porque los que la consumen no superaron la etapa fálica; después de tres papelito le dan a la manuela.
La psicóloga zurda de Feudo Varela

El estudio etimológico de la palabra falopa nos conduce al lunfardo falopa, sinónimo de berreta. En la actualidad, la palabra falopa se asocia a la droga dado que tiene su génesis en las siglas F.A.L.O.P.A.: Federación Argentina de Limados Opiodependientes Piperos de Alcaloides.
El cartero Alfredito desde las Bahamas

Sospecho que fue un aporte que Gardel hizo al lunfardo, una noche bajo los efectos de cierto estupefaciente.
Ricardo Drogacho, de acá

Porque “fala” (llama) a los opas.

Coquita, de Bernal

Porque cuando la usás, o bien trabajás el falo, o bien te convertís en un opa.
Coco y Nómano

Es lunfardo puro: muchos acostumbramos a hablar “al vesre” y en este caso falopa = palofa. Es decir, “pa’ lo’ faso’”.
Fasolita

Un falo, con la onomatopeya de “pa” (de tiro), me imagino un pijazo en la cabeza...
Un Guaso, de Córdoba Capital

No se la llama a “toda la droga”. Falopa es la cocaína de mala calidad, etimológicamente.
Otro anónimo

Favorece A La Obsecuente Policía Argentina. Por eso...
Iko

Viene de la expresión psicoanalítica de “falo para el pueblo”, pero devengada en el tiempo se decía “falo pa’l pueblo”... degeneración hasta “Falopa”.
Galopa

Porque parece que te ponen al falo (o al lopa).
Modugno, el de “Volare”

Porque con FAntasíaaas y LOcuras todo PAsa.
Juju, jiji

Porque proviene de las trompas de falopa, por eso también somos adictos al sexo femenino.
Nina

Se decía mucho “faso a lo opa” y lo fueron abreviando, y como todo ahora “opa” se desvirtuó a un cuasi tarado...
Piolín, de Cancha Rayada

¡Fa! Lo pa-rió, cómo pega.
La Negra Bigotti de Firmat

Porque luego del primer saque te hace falar y falar.
Brazilian Girl

Dícese de un narcotraficante
muy fino él, también muy elegante,
que buscaba un slogan convincente
que hiciera popular entre la gente
desde el más tonto hasta el más inteligente
desde el estafador hasta el decente
desde el más croto, y hasta el más encumbrado
desde el más puro hasta el degenerado
desde la más sumisa hasta la terca,
el entusiasta consumo de su merca.
Pensó y pensó, gastándose el balero
hasta escribir –y ahí se jugó entero–
“Sepan, señores: la droga ésta galopa”.
Y mientras lo decía cruzóse un estornudo
haciéndolo quedar más bien boludo,
y en lugar de galopa, sin quererlo,
salióle por sorpresa “esta falopa”.
Gustó la frase quedando consagrada
aunque nadie entendiera esa pavada
y así la llaman desde hace mucho
cuando viene en raviol o en cucurucho.

León de La Kilómero

Para la semana que viene: ¿Por qué las estancias tienen casco?

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.