radar

Domingo, 9 de agosto de 2015

VALE DECIR

HOTEL MUERTE

Que los hay, los hay: hoteles extraños, con propuestas —por lo menos— curiosas. Están aquellos hechos íntegramente de hielo, cual iglú; otros fabricados exclusivamente de arena (sobre la playa, claro). Los hay con forma literalmente canina; los que se instalan bajo el agua, acondicionando lo que solía ser un viejo laboratorio; antiguas prisiones soviéticas que, con pocas comodidades, hoy reciben huéspedes; cuevas bajo tierra (no aptas para claustrofóbicos) que incluyen desayuno; suites hechas ciento por ciento de chocolate. En fin, hay de todo en la turística viña del Señor. Incluso, según informa el Aljazeera.com, hoteles... para muertos. Así lo anota el periodista Drew Abrose que, de paseo por las calles de Osaka, Japón, ha pasado por el Hotel Relation, “un sitio a priori anodino, aburrido, que uno tranquilamente pasaría de largo si estuviese buscando reservar una habitación”. Lo bien que haría, de estar vivito y coleando, porque, finalmente, dichas instalaciones buscan conformar a sus verdaderos clientes: los finados, target de los seis cuartos del mentado hospedaje.

“El aumento de la tasa de mortalidad y la falta de suficientes crematorios ha implicado un alza en la industria funeraria japonesa, incluyendo hospedajes para personas fallecidas”, argumenta el autor, no sin dejar de citar que el 99% de la gente es cremada en el país, la tasa más alta del mundo. Con la gran demanda, grandes listas de espera, que obligan a aguardar hasta cuatro días para finiquitar con el rito mortuorio. Hagan, entonces, sus entradas triunfales sitios como Hotel Relation y sus servicios varios: hasta cuatro camuchas adyacentes al cadáver, un televisor y, por supuesto, un espacio de refrigeración (para que el cuerpo no se eche a perder, de más está...). “Usted puede ver a su ser querido cuando guste; solo tiene que tocar un botón y aparecerá el muerto”, aclara el sensible Yoshihiro Yuisu, manager del lugar desde hace un década, que —en miras del boom en materia— ha comenzado a incorporar funerales pequeños, “simples y más baratos”, para alivio de interesados. Interesados que, sólo por el cuarto, pagan 150 dólares la noche. Una baratela, considerando que rara vez se reportan ruidos molestos.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.