radar

Domingo, 8 de noviembre de 2015

VALE DECIR

Antes que sea temprano

Algunos chicos ya no quieren divertirse; prefieren capturar el escenario pos-batahola. Tal es el caso de Andre Giesemann y Daniel Schulz, dos artistas alemanes que, desde hace unos años y hasta la fecha, continúan ampliando una serie visual que, en cierto sentido, rinde homenaje a su adorada música techno. Sus protagonistas son los clubes germanos de este mundillo, pero con giro particular: los retratan vacíos, después de la fiesta, cuando la gente ya danzó, bebió y partió. El momento menos favorito de la noche, cuando el esplendor después de hora no es tal: con las luces –crudas, blancas– prendidas y las botellas, los vasos, las colillas de cigarrillo desperdigadas aquí y allá, no es casual que muchos piensen que las imágenes “apestan a vergüenza, rechazo y, por supuesto, cerveza”. “El tiempo entre el caos y el orden, desde que la gente se ha marchado hasta que el lugar vuelve a la normalidad, es breve; por eso solemos tomar una única fotografía”, explican quienes tanto han encantado con su serie (intitulada The Morning After The Night Before; léase “La mañana después de la noche anterior”) que una de sus imágenes –aquella que retrata a la ya desaparecida discoteca berlinesa Rechenzentrum– ha acabado convirtiéndose en portada del último disco de la banda indie rock inglesa Spector, Moth Boys. La desolación del encanto, ¿o el encanto de la desolación? En fin: un encanto.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared