radar

Domingo, 14 de agosto de 2016

VALE DECIR

AMOR SUBTERRÁNEO

“El metro de Montreal se ha convertido en un microcosmos de estilos arquitectónicos que encarnan el espíritu de ciudad”, asegura el fotógrafo Chris M. Forsyth sobre el tendido de líneas subterráneas de su urbe natal, a las que rindió homenaje el año pasado. “Tercero en mayor actividad en Norteamérica, fue inaugurado en 1966, incluyendo entonces 26 paradas –hoy son 68–. Gracias a esculturas, vitrales, murales de artistas como Jean-Paul Mousseau, Marcelle Ferron y Germain Bergeron, sus estaciones lucen más como galerías, menos como terminales de transporte público”, se puede leer sobre el subte de Montreal en los medios que le cantan loas al premiado trabajo del veinteañero. No conforme con registrar los detalles de la red de su ciudad, el canadiense, ha continuado capturando la apariencia única de otros enclaves bajo tierra… Así, tras pasar apenas 14 días en capitales europeas varias, Forsyth dedicó más de 100 horas de su travesía a retratar estaciones muchas, amén de mostrar su aprecio “por la belleza de los lugares que, en el apuro diario, generalmente son pasados por alto”. Más específicamente, los de Berlín, Múnich, Estocolmo y Praga, cuyos metros –vaciados de muchedumbre en las tomas– están lejos, lejísimos de la lóbrega monotonía con la que a menudo se asocian a los subtes, deviniendo –sobreexposición mediante– oda al color, al tren subterráneo, a los asientos, a los vagones, a escaleras mecánicas y carteles informativos, entre otras minucias que, por divina intervención del obsesionado/obsesivo joven, cobran inesperada altura.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.