radar

Domingo, 24 de diciembre de 2006

VALE DECIR

Cambiame esa cara

Ahora que las primeras cirugías de transplante de rostro —al menos las primeras que se han dado a conocer públicamente— demostraron tener un enorme éxito, podría ir barajándose una alternativa. Pero mientras esa técnica se perfecciona, y de cara a la Exposición Mundial 2010, las autoridades de Shanghai están apelando a recursos drásticos para cambiarle la cara a la ciudad. Es decir, para hacerla más alegre y “de risa fácil”. La solución adoptada por ahora es la de enviar equipos de “reidores voluntarios” a las calles, para generar un ambiente más simpático y amistoso para los turistas. Puede no tratarse de un dato contundente, pero lo cierto es que una encuesta encargada por una marca de chicles arrojó algunas cifras deprimentes, tales como que sólo el 2 % de los chinos sonríe frente a extraños. Una de las “acciones” de inducción a la risa consistió en desparramar a cuarenta reidores por lugares públicos de la ciudad, en busca de un efecto contagio. El líder del equipo, Xu Xiaohong dijo: “Les pedimos a todos nuestros compañeros que practiquen la risa en sus casas. Nos reímos frente al espejo para determinar si nuestras risas son aceptables. No sólo reímos con nuestras bocas, también con nuestros ojos”. ¿Se les rasgarán los ojos para arriba?

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.