radar

Domingo, 29 de mayo de 2011

VALE DECIR

Los peluches también se indignan

El clima de protesta, en España, llegó a la fracción menos pensada y, el pasado jueves, un grupo de 50 osos de peluche tomaron la plaza del rey de Madrid, frente al Ministerio de Cultura. Con amplios remerones y bajo el lema “Soy cultura”, la iniciativa –impulsada por la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (AEFJ) y expresada por el medio centenar inanimado– es parte de una intentona para que el juguete iguale estatus frente al videojuego o el libro infantil y se convierta –finalmente– en bien de interés cultural. Con la reducción en IVA que ello implica.

Acompañados por clowns y animadores, los peludos “acampados” expresaron a un sector integrado por 200 industrias, 5 mil empleos directos, 25 mil indirectos y una facturación promedio de 1200 millones anuales y repitieron formulita con otra sentada frente al Museo Reina Sofía. Su deseo –dicen– es simple: divulgar el derecho a jugar del niño y la necesidad de garantizar momentos lúdicos “por su valor pedagógico, socializador y humanizador”, según José Antonio Pastor, presidente de la AEFJ.

Con una caída en ventas –salvada por exportaciones–, el 2010 no fue positivo para el sector y “el primer trimestre de 2011 tampoco ha funcionado bien”, en palabras del pope de la institución. Con todo, no pide subsidios: “Apenas una mano para ahorrar costos”. Afortunadamente, la manifestación fue bien recibida y no corrió relleno por las calles madrileñas; muy por el contrario, la ministra Angeles González Sinde se sumó al acto reivindicativo, comulgando con los derechos de los peluches que, inamovibles, no titubearon nunca en la hora de la sentada.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.