radar

Domingo, 29 de mayo de 2011

ARTE > LOS SIETE FINALISTAS DEL PETROBRAS (INCLUIDO EL GANADOR)

En sus zapatos

Como todos los años, dentro de arteBA se llevó a cabo el Premio Petrobras. Pero por primera vez en ocho años, presentó peculiaridades que no había tenido: un lugar apartado, la premisa de reflexionar sobre la feria y la obligación de justificar el presupuesto pedido. El ganador fue Carlos Herrera, con Autorretrato sobre mi muerte, una obra simple y concisa: una bolsa de nylon, sus zapatos, algunos objetos personales y dos calamares que se pudrían hediondamente a medida que pasaban los días. Pero junto al suyo, hubo otros seis proyectos seleccionados que con austeridad y justeza reflexionaron sobre el paso del tiempo y el modo en que el arte contemporáneo se percibe a sí mismo.

 Por Lucrecia Palacios

Se llama Seis días, que es la duración de la feria arteBA. Por primera vez en ocho años, esta edición del Premio Petrobras tiene nombre. Y lleva título porque, más que la presentación de una cantidad de obras para que un jurado seleccione al ganador, el Premio Petrobras se pensó como una exhibición. Así que hubo una convocatoria que invitó a que se presenten proyectos que reflexionen sobre la propia feria y que rastreen “la idea de cambio como un concepto problemático para el arte actual”.

Y para que funcione como una exhibición, los directores del premio, Sonia Becce y Claudio Iglesias (quienes junto a Alejandro Ros conformaron el jurado de selección), parecen haberse concentrado especialmente en darle autonomía: el premio ya no está en el medio de arteBA, funcionando como centro y abierto a quien quiera verlo, sino que fue colocado al fondo, con una sola zona de acceso que obligaba a recorrer los proyectos siguiendo un orden, y con una iluminación escenográfica que lo diferenciaba claramente del resto de la feria.

La importancia del certamen es indiscutible. El Petrobras es una de las pocas oportunidades para artistas jóvenes de presentar su obra ante un público masivo. Pero sobre todo, de contar con un presupuesto que financie la producción de la obra. Este año, quizás intentando esquivar la tendencia a la espectacularidad que se había visto en el certamen años anteriores, los directores realizaron una pequeña variante en las bases: los proyectos seleccionados no contaron automáticamente con un presupuesto determinado, sino que cada uno debió pedir lo que necesitaba, sin superar el tope de 12.000 pesos. Y el truco funcionó. Seis días presentó obras austeras y simples en su ejecución, en una exhibición que reflexionó, más que nada, sobre el paso del tiempo.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Hernán Vivone. Gentileza Fundación arteBA
 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared