radar

Domingo, 12 de junio de 2011

VALE DECIR

La fiesta de unos pocos

De las posibilidades que brinda Facebook, las convocatorias a conciertos, recitadas poéticas, obras teatrales o ferias americanas son moneda corriente y, en algunos casos, hasta fiestas o cumpleaños lo aprovechan para invitar y chequear asistencia. Claro que, si son privadas, el envío de las coordenadas llega a unos pocos. Por sencillo y elemental que suene, los settings son clave para evitar indeseables y, en Alemania, una adolescente llamada Thessa aprendió la lección de la peor manera posible.

Para sus dulce 16, la muchacha preparó una reunioncita y posteó la data como evento de Facebook. El problema es que olvidó cerrar la invitación al no marcarla como “privada” (ay, sólo un tilde...). Resultado: 15 mil personas confirmaron su presencia. Sin conocer a la cumpleañera, valga la aclaración. Cuando sus padres se enteraron, le hicieron cancelar la fiesta, informar a la policía y contratar seguridad privada para proteger la casa. Y así lo hizo, pero 1500 jovenzuelos no se dieron por enterados y aparecieron en su residencia de Hamburgo, con regalos, tortas y carteles que rezaban “¿Dónde está Thessa?”.

¿Resultado? Once detenidos, un oficial lastimado, docenas de chicas con los pies cortados (por vidrio roto en el suelo) y dos pequeños incendios, que fueron apagados a tiempo. Según un vocero de la policía, la casa estaba rodeada por cien efectivos (4 de ellos a caballo), “pero eso no detuvo la celebración”. La gran ausente fue la cumpleañera que, asustada por su poder de convocatoria, decidió pasar el día con sus abuelos y el resto de la familia. “Aunque la chica no estuvo presente, la fiesta fue un hit”, comentó un policía, entre risas, resaltando que la situación fue “demencial pero bastante pacífica”.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.