radar

Domingo, 21 de agosto de 2011

VALE DECIR

Dicen que estás hecha de plástico fino

Ni salvavidas ni chalecos ni canoas: en Rusia, el mejor adminículo para flotar en el agua es una muñeca inflable. Así por lo menos lo demuestra el Bubble Baba Challenge, una carrera acuática donde los competidores deben cruzar un río nadando junto a su muñeca. ¿El deporte más extraño de la Tierra? Eso es lo de menos. Lo impresionante es lo muy popular que es.

En su novena edición (se realiza desde 2003), 800 rusos dieron aire a sus acompañantes de hule y se largaron a atravesar las rápidas aguas del Vuoksa, en Losevo, a unos 100 kilómetros de San Petersburgo. Lastimosamente, en los tres minutos que dura la travesía, algunos perdieron a sus señoritas y quedaron descalificados.

Según cuenta Dmitry Bulawinov, fundador del evento, todo comenzó como una broma “en una fiesta donde los hombres nos emborrachamos y las mujeres nunca aparecieron”. Entonces se pusieron a pensar usos no evidentes para el juguete sexual; cuando alguien sugirió que serviría para flotar, pusieron su stock a prueba y se lanzaron al agua. Así, sin más, nació el Bubble Baba Challenge.

Contrario a lo que pueda imaginarse, no participan sólo varones del desafío. De hecho, los organizadores evaluaron incluir versiones masculinas de estos particulares salvavidas, pero desecharon la idea: “Lamentablemente, son más costosos y difíciles de conseguir. No podemos pagarlos”, explicó Dmitry a un medio ruso. Así que las decenas de mujeres que se anotan deben, por ahora, hacerlo con una amiga de goma.

Vale aclarar que el Challenge es un triatlón: además de completar la parte acuática, los participantes corren y hacen ciclismo, siempre acompañados por sus muñequitas.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.