radar

Domingo, 29 de julio de 2012

VALE DECIR

Un mundo de sensaciones

“Aunque la ciencia apoya los beneficios psicológicos del contacto físico no sexual, los estadounidenses claramente carecen de ello. Es hora de cambiar”, aclara el acta de principios de The Snuggery, la empresa de Jackie Samuels, una neoyorquina de 29 años que ofrece mimos (no sexo) por 60 dólares la hora. Acorde a la fundadora, su idea se apoya en la creencia total del “poder curativo del tacto”; por tanto, ofrece sesiones privadas de inocentes caricias que harían del mundo un lugar más gentil, “un toque a la vez”.

Con un título en Ciencia Cognitiva de la Universidad de Rochester, la muchacha ha logrado que su negocio funcione, aunque dice no estar obsesionada por el dinero. De allí que ofrezca canjear sus servicios por comida orgánica, masajes, acupuntura, ¡legos! o arreglos de plomería (sic). Eso sí: a la hora de sus mimos, es estricta en las políticas de la empresa.

La desnudez, por ejemplo, no está permitida; sí los pijamas. Tampoco se debe usar colonia o perfume y recomienda un baño poco antes de la reunión. La actividad sexual está fuera de toda discusión; aunque dice no incomodarse si el cliente se excita. Y, para evitar picardías, un guardia de seguridad espera fuera del cuarto.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.