radar

Domingo, 16 de junio de 2013

VALE DECIR

No aclares que oscurece

“Comer es siempre una buena idea. No sólo satisface necesidades básicas; a menudo también puede ser una experiencia deliciosa. Navenna Shine, sin embargo, no está convencida”, empieza el Huffington Post al momento de contar el experimento que ocupa las horas de la mujer británica con residencia en Seattle, Estados Unidos. Titulando su proyecto “Living on Light”, Shine, de 65 años, está segura de que puede sobrevivir como lo hace una planta: a base de agua, aire y sol, entendiendo que la luz “es una fuente nutricional para el cuerpo, la mente y el espíritu”. De carne, pollo o pescado, ni una palabra.

Para demostrar la seriedad del asunto, Navenna —que lleva más de un mes sin probar bocado y ha perdido casi 10 kilos— ubicó ocho cámaras en su hogar, para demostrar que no comer sí es una buena idea. De tanto en tanto, sube incidentales videítos a YouTube con el objeto de dejar asentada una experiencia que planea prorrogar hasta los seis meses.

A pesar de las náuseas, el cansancio, la debilidad y los mareos que ha estado padeciendo, está convencida de que lo peor ya ha pasado: “Tengo la sensación de que mi cuerpo ha llegado a un punto de quiebre en el que ha utilizado toda sus grasas almacenadas y ahora está mirando a su alrededor buscando qué consumir. Sospecho que éste es el momento en el que decide conectarse con la fuente que habilita sobrevivir a base de luz o en el que elige seguir consumiendo mi carne para su sustento”, expresó recientemente.

“Si continúa con esta práctica, corre el riesgo de que su corazón deje de funcionar. La comida es esencial para la supervivencia”, aseguró la nutricionista Jennifer Adler, consultada por el medio local Seattle Globalist. En defensa de Shine, la mujer no parece ser una total inconsciente: aun cuando tiene la intención de vivir del sol por medio año, ha expresado que, si su salud se deteriora notablemente, abandonará la intentona.

No es la primera vez que se escucha de casos similares. Aunque la propia Navenna no lo ha explicitado, su proyecto se identifica con un movimiento New Age llamado “respiracionismo”, que postula que se puede vivir sin ingerir alimento alguno; inclusive el agua es innecesaria para muchos de sus seguidores. Una de sus líderes, una mujer australiana llamada Ellen Greve (alias Jasmuheen), sostiene que vive de la luz desde 1993, aunque algunos la señalan y culpan de haber sido la responsable de la muerte de varias personas que, siguiendo su consejo y ejemplo, vieron la luz... al final del túnel.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.