radar

Domingo, 7 de julio de 2013

VALE DECIR

The Andrew Horror Picture Show

Que las bondades de Internet son insondables por su condición extendida de gran biblioteca de Alejandría y su potencial onda expansiva es un hecho indiscutible. El problema acontece cuando mensajes ingratos se multiplican cual reguero de pólvora y se vuelven simplemente amenazantes. Tal es el caso de El show de Andrew, una suerte de talk show amateur, organizado en cortos episodios web y disfrazado de programa para niños. Para niños blancos, en honor a la exactitud.

Conducido por el mocosito rubio Andrew Pendergraft, nieto del pastor norteamericano Thomas Robb, director actual del Ku Klux Klan, el programa desperdigado en YouTube presenta a este jovenzuelo cuando tenía unos 9 o 10 años cual conductor que toca “temas de actualidad”. Así, haciendo referencia a programas de tevé, figuras del espectáculo, cantantes, películas, etcétera, el niño aprovecha los ejemplos pop para dar sus propios pareceres (léase, lo terrible de la mezcla de razas, lo tremendo de que la raza pura aria desaparezca, entre otras virulentas creencias KKK).

Aunque no queda claro cuándo se filmaron los episodios de la saga (se sospecha que serían de 2009), el último video fue subido recientemente –el pasado abril– y, desde entonces, ha sido levantado por bloggers, poniendo al producto en el foco de la atención norteamericana. No es para menos, con momentos como aquel donde el pequeño Andrew y su coconductor Alex comentan el film de Disney La princesa y el sapo y se horrorizan porque la princesa es afroamericana. “Que sea negra es bueno para todos los niños negros por ahí, pero el príncipe es blanco... La mezcla de razas es un error”, asegura quien, más tarde, se despacha contra los médicos vudú (“adoradores del diablo”): “El vudú es la religión que muchos negros solían tener cuando los blancos les enseñaban acerca de Dios”.

Con una despedida del tipo “Sé blanco y orgulloso, y sintoniza la próxima semana”, El show de Andrew es parte de la red de sitios web vinculados con el abuelito Robb, dispuestos a expandir la agenda del Klan y tener una mayor presencia online. Por eso es que nadie debería extrañarse si de pronto aparece una versión de los Teletubbies, pero con túnicas blancas, capuchas y antorchas en las manos.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared