radar

Domingo, 27 de abril de 2014

VALE DECIR

NO MÁS BURRITOS PARA PUTIN

Vladimir Putin ha de estar estresadísimo. Y no justamente por la condena internacional de la comunidad LGBT, los entredichos con Barack Obama dada la cruenta situación generada por separatistas pro rusos en el este de Ucrania, las agridulces respuestas tras la anexión de Crimea al Kremlin, su intento de convertirla en el Las Vegas ruso, la negativa de Kiev de pagar la deuda de 2200 millones de dólares o la virulenta reacción de cara a su amenaza de cortar el suministro de gas a países europeos. Oh, no. Lo que muy probablemente haya inquietado al líder ruso es la negativa de una cadena de comida rápida mexicana a recibirlo en sus instalaciones por considerarlo “un bravucón”.

Sucede que la empresa Mighty Taco le ha prohibido el ingreso al presidente Putin en los 23 locales que tiene distribuidos por el oeste de Nueva York. Sus argumentos, inapelables: “Puede que Vladimir pueda ordenar en Crimea de aquí en más, pero no podrá ordenar uno de nuestros Super Mighty”, uno de los item más populares del menú de la firma en cuestión. Afortunadamente no está dicha la última palabra para el controvertido primer ministro, en tanto la compañía promete volver a recibirlo “cuando deje de molestar a la gente”. Declaraciones fuertes para un hacedor de burritos, fajitas y tacos. ¿Intervendrá la ONU?

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.