radar

Domingo, 26 de febrero de 2006

TARAS > LA NUEVA AVENTURA DE BATMAN

Capucha vs. turbante

Al Qaida ataca Ciudad Gótica. Y Batman combate a Bin Laden. La nueva historieta del encapotado ya tiene trama. ¡Santas decepciones!

 Por Fernando Ariel García

¡Santas guerras, Robin! Mientras el polvorín de Occidente se calentaba más y más por la hoy llamada “Crisis de las caricaturas de Mahoma”, en una sala de la Convención de Comics de San Diego, Frank Miller, el guionista de la historieta en la que se inspiró la película Batman inicia, anunció que volverá a dibujar al superhéroe encapotado para enfrentarlo al archivillano del momento: Osama bin Laden y su organización Al Qaida.

“Hago esto, principalmente, como una explosión de mi propia bronca ante lo que está pasando –declaró Miller–, pero también como un recordatorio para toda la gente que parece haber olvidado que estamos frente a un enemigo existencialmente despiadado, tan vil como cualquier otro que hayamos enfrentado antes. Me horrorizan las ambigüedades y espero que los artistas de nuestro tiempo tengan el coraje y la determinación que tuvieron aquellos que enfrentaron a Hitler.”

Ningún tonto, Miller separó del debate el costado religioso-fundamentalista que aparece en el título de la historieta: Holy Terror, Batman! (¡Santo terror, Batman!). Así, con Mahoma, el Islam y el pueblo musulmán fuera del foco de la tormenta, el comic mostrará a Bin Laden como la personificación del Mal en el mundo posmoderno. “Superman se metió con Hitler, igual que el Capitán América –dijo Miller–. Esa es una de las razones por las cuales existen. Son los símbolos de nuestro pueblo, de nuestro país. Ellos son nuestros héroes folklóricos. No tiene mucho sentido andar persiguiendo al Acertijo cuando Al Qaida está ahí afuera.”

Pautada para aparecer en septiembre de este año, a cinco años del atentado contra las Torres Gemelas y el Pentágono, Holy Terror, Batman! funciona también como homenaje y relectura del archiconocido The Dark Knight Returns (El regreso del Caballero Oscuro), opus del Batman cincuentón, nihilista y ultraviolento que Miller realizó en 1986 para oponerse a la estructura política, social y económica que Reagan instauraba por aquellos años. “Amo a Batman. Y me parece maravilloso poder usarlo como gran megáfono de la sátira política”, comentó Miller. “Creo que en estos días todo se expresa por su reverso. La misma palabra Libertad, una de las más importantes, pasó de significar la libertad para hacer algo a la libertad de algo. En otras palabras, Libertad significa algo que no puede hacerse. Gracias a los diversos grupos violentos, instalamos una sociedad sumamente restrictiva donde la gente tiene miedo de pensar. Preguntémosles si no qué opinan sobre alguna clase de dictadura consensuada”, agregó.

El 11 de septiembre de 2001 encontró a Miller en Nueva York, dibujando Dark Knight Strikes Again (El Caballero Oscuro ataca de nuevo), esperada secuela que buscaba reflejar la ligereza de los años Clinton antes que la militarización imperial de Bush II. “La historieta, mi vida y nuestro país cambiaron para siempre –sostuvo–. Lo que intenté describir en esos momentos era el trauma absoluto. No había forma de incorporar al nuevo enemigo en la trama. La saga del Dark Knight es siempre una parábola, pero tuve que atravesar el sentimiento de vivir en Nueva York el día después, tosiendo en el polvo por semanas, cuando no se sabía qué o quién te hacía toser.”

Holy Terror, Batman! parece ser la somatización de ese estado de shock. Porque el punto de partida es, ni más ni menos, un ataque terrorista de Al Qaida en Ciudad Gótica. “Emocionalmente es muy descarnada y directa –adelantó Miller–, como todo lo que pasa entre un hombre y una mujer, o entre un hombre y su ciudad, o entre un hombre y un tipo que va a salir a patearle el culo a Al Qaida. Es una obra de propaganda. Quiero que ganemos la guerra. Así que... tengan miedo.”

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.