radar

Domingo, 22 de febrero de 2009

VALE DECIR > ¿JOAQUIN PHOENIX DEJA EL CINE Y SE VUELVE LOCO?

El brote del Fénix

Lo primero que se supo, hace unos meses, fue lo que el propio Joaquin Phoenix –convertido en toda una estrella a lo largo de la última década, con un promedio de trabajo considerable– declaró en público, por su propia voluntad, lo siguiente: que daba por terminada su carrera como actor para dedicarse exclusivamente a la música. Esto fue en medio de una gala a beneficio de la fundación caritativa de Paul Newman Association of Hole in the Wall Camps. Portorriqueño de nacimiento, hijo de padres misioneros de Los Niños de Dios, hermano de los también actores River y Rain, y de las más pequeñas Liberty y Summer, a los 34 años River todavía está comprometido con la promoción de Two Lovers, la película del director James Gray, con Gwyneth Paltrow. Pero asegura que ése ha sido su último roce con el cine. No bien terminó su rodaje, aprovechó las cámaras encendidas en el evento a beneficio para dar “una noticia en exclusiva: terminé con el cine”. Ante la risotada de su entrevistador, se sintió en la obligación de aclarar: “No, no es broma. Es totalmente en serio”. A su lado estaba su amigo y cuñado Casey –el hermano de Ben– Affleck, quien refrendó sus palabras.

Para los que todavía no quisieran creerlo, circula por Internet una grabación de una de las presentaciones de Phoenix, con su nuevo look de barba desgreñada y anteojos oscuros, en un club de Las Vegas. Para muchos fue insuficiente como evidencia y hay quienes lo consideran apenas “un truco muy elaborado”. “No sé de dónde salió eso”, intentó desmentir el actor, dos veces nominado al Oscar (por Gladiador y por la biopic en la que hizo de Johnny Cash). “¿Será que proviene de gente con la que tuve algún desencuentro? Esto no es un truco. ¿Sueno ridículo? Puede ser, pero ésa no es mi intención. Después de todos estos años leyendo guiones, ésta es una oportunidad de hacer algo que me sale directamente del corazón. Cuando era chico me gustaba el punk, pero luego descubrí el rap, y supe que me encantaba el costado narrativo del hip-hop. Este es el verdadero yo diciendo éste es quien soy; ésta es mi historia”. Mientras tanto, Affleck aparece junto a él en casi todos lados, cámara en mano, registrando la presunta transición del cine al rap. Hacia el final de su recital, se lo puede ver diciéndole a su público: “Ustedes ocupan un lugar muy importante en mi corazón”.

Lo que no ayuda a su credibilidad es que, por lo que se sabe, Joaquin Phoenix aprendió a tocar la guitarra por primera vez hace unos pocos años, como parte de su preparación para la película Walk The Line. Hasta el director James Gray –el de su último film, Two Lovers– dice que teme haber ayudado a “arruinar su carrera como actor”. Hace unos días, como parte de la promoción de esta película, Phoenix se presentó en el programa nocturno de David Letterman, dejando para el recuerdo un par de momentos patéticos: contestó las preguntas en monosílabos y desinteresadamente, y cuando el conductor –que en un momento le preguntó cómo habían sido sus días con el Unabomber, bromeando sobre su look– lo increpó por aparecer para una entrevista televisiva mascando chicle, Phoenix se lo sacó de la boca y lo pegó en el escritorio que forma parte de la escenografía del programa. Eso dio por terminada la entrevista, con Letterman diciéndole a su invitado: “Lamento que no hayas podido estar con nosotros esta noche”. Tras esa indeleble emisión, Gray confesó que “si es una actuación, es la más compenetrada que he visto en mi vida. Hasta se construyó un estudio en la casa. Fui a verlo, y me dijo que no quería actuar más, que lo había estado haciendo por treinta años. Si hicieras algo durante treinta años también querrías dejarlo. Pero esa cosa por el rap proviene de algo que puse en la película para él. En mi adolescencia yo tenía una obsesión con hacer ese tipo de cosas. Y resultó que Joaquin me terminó imitando mucho a mí en la película. Me decía: yo quiero hacer eso, quiero robarme eso, quiero hacer ese rap que vos solías hacer. Y ahora lo veo hacer esto y siento que hice que el mundo se perdiera de Joaquin Phoenix. No quiero ser el tipo que destruyó su carrera como actor”.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.