radar

Domingo, 15 de abril de 2012

MUESTRAS 2 > EL ROBO DE ARTE EN TIEMPOS DE ANONYMOUS Y EN MANOS DE FRANCO FERRARI

El Louvre en La Salada

Con imágenes de grandes obras de arte bajadas de Internet, impresas a tamaño gigante y enmarcadas en dorado, Franco Ferrari aggiorna la discusión del copyright, del copy&paste y de las nuevas reglas que exige el acceso al arte en el mundo de las corporaciones y el 2.0.

 Por Claudio Iglesias

Llevar un fresco en una valija es como la fantasía definitiva del aspirante a graffitero. Doctor Xero (alias Franco Ferrari, alias Doctor Xero, según su cuenta de Flickr), haciendo honor a su nombre de fantasía, lo logró de la manera más simple: copias. Buscar en Internet imágenes muy pesadas de los tesoros de la pintura occidental, bajarlas a un disco rígido, imprimirlas en grande. Todo empezó como una prueba: “Llevé un fresco de 3,5 x 4,5 metros a la casa de un amigo y lo coloqué en el techo. El departamento de mi amigo cobró un status mayor, se sentía suntuoso, casi como si estuviéramos en un palacio, salvando las distancias. Se sentía bien estar tomando vino o cerveza de la botella abajo de ese monstruo. Lo mismo pasa en La Ene. Solo bastó con poner unas obras clásicas con marcos dorados y pintar unas molduras para que todo cobre otro color, para sentirse en un museo de verdad”. Lo más parecido a una bum bum box que pueda resultar una colección de imágenes de la historia de la pintura es lo que, Internet mediante, el Doctor exhibe ahora en Ladrón de Museos, en el piso superior del Nuevo Museo Energía de Arte Contemporáneo (La Ene). La compleja arquitectura del lugar es utilizada a favor del razonamiento: la cúpula y las molduras (pintadas de dorado) realzan el espíritu de una exhibición que parece mezclar el Louvre con La Salada con gran desparpajo y en proporciones idénticas. El contacto falseado con el “gran arte” occidental se redimensiona en un espacio institucional nuevo como el de La Ene, al decir del Doctor, “un ámbito que intenta imponer nuevas ideas de museología y contacto con el arte, es decir nuevas reglas: un museo que puede bajar obras de Internet y presentárselas al público en un espacio que ni siquiera tiene que estar acondicionado”.

Alcanza con ver la malintencionada copia de La Gioconda y las molduras pintarrajeadas con tanto entusiasmo para reconocer que Ferrari ha incursionado en variantes de street art, para no decir que tiene una nutrida doble vida con los aerosoles. Mucha de su producción anterior responde al deseo más simple de ensañarse con imágenes de la pintura occidental como hace el Joker en esa versión de Batman de 1989 (la época en la que todavía se pensaba que un artista podía ser remotamente parecido a un villano) en el Museo Metropolitano de Nueva York antes de declararle a Kim Bassinger su amor mezclado con inspiración camp.

Alguien diría: después de MTV, después de la gentrificación, después de Banksy, no puede considerarse en serio la oposición entre arte serio y arte callejero. Pero es justamente la fantasía de esta oposición (o cualquier variante de “gran división” cultural entre lo alto y lo bajo) lo que el Doctor utiliza libremente en sus acciones, como hace con otros elementos, en una muestra cuyo horizonte de discusión más bien podría ser la guerra de patentes y la continua deprecación de los derechos de los usuarios en un contexto de avance corporativo sobre la distribución de bienes culturales. En este sentido, Ladrón de Museos ya desde el título parece una declaración de principios y podría considerarse una versión libre de la operación de Anonymous contra Sony en la que decenas de películas producidas por la compañía fueron recopiladas para su descarga gratuita. La inteligencia con respecto al contexto dice mucho sobre la forma en que pueden utilizarse mecanismos de un ámbito de la cultura en otro: una especie de polinización cruzada entre la nueva institucionalidad y las tácticas de guerrilla, entre el Flickr y la Capilla Sixtina.

Franco Ferrari Ladrón de Museos Nuevo Museo Energía de Arte Contemporáneo. Santa Fe 2729, local 34

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.