radar

Domingo, 14 de julio de 2013

FOTOGRAFIA > LA MUESTRA ANUAL DE ARGRA

El túnel de cada día

Como todos los años, el Palais de Glace alberga por estos días la muestra de la Asociación de Reporteros Gráficos de la República Argentina: las imágenes seleccionadas, esta vez 250, siempre son del año anterior. Todas juntas, aquello que fue impacto y noticia, aquello que pasó desapercibido, forman fragmentos de tiempo, reviven lo trágico y lo sublime, hacen convivir a la marcha del 8N con Messi y a los fans de Lady Gaga con una Susana Trimarco que todavía espera justicia.

 Por Angel Berlanga

Una vuelta por el gran salón circular del Palais de Glace aparenta hoy un paseo revelador por la memoria y el tiempo. Cada año, por estas fechas, la Asociación de Reporteros Gráficos de la República Argentina monta su muestra con una selección de fotografías tomadas durante el año anterior: esta vez se ofrecen 250 imágenes de 125 autores, un regreso a protagonistas y acontecimientos de los más significativos de 2012, y el descubrimiento de escenarios y personajes que uno desconocía, o se le escaparon, o sólo miró en la superficie. Como otras veces, el resultado tiene enorme potencia, porque se trata de un trabajo colectivo, con fotografías de mucha calidad que esbozan múltiples sentidos, exhibidas en copias grandes, en un espacio que además resulta muy estimulante. En la foto icónica de esta muestra está Susana Trimarco en la puerta de los tribunales tucumanos, a la espera en el transcurso del juicio por el secuestro, la explotación sexual y la desaparición de su hija, Marita Verón: todavía no sabía que los trece acusados serían sobreseídos y entonces su mirada, signo de lo que en su interior le produjo el afuera, es un registro anticipado de la continuidad del dolor. A sus espaldas, los ojos del policía que custodia la sala parecen apuntar a la misma dirección, pero hay algo inescrutable en su mirada, imposible de conjugar con la de ella. La foto fue tomada en San Miguel de Tucumán por Jorge Olmos Sgrosso, que muestra aquí otra, complementaria, en la que se ve a Jorge Chenga Gómez, acusado de comprar a Marita para prostituirla, conversando con su hermano Gonzalo durante un alto del juicio. Se los ve contentos.

El choque del tren en Once, que provocó 51 muertos y más de 700 heridos, es el otro suceso subrayado de esta muestra: las fotos que dan cuenta de lo ocurrido en la estación aquel 22 de febrero aparecen en las primeras páginas del anuario que edita Argra, que contiene todas las imágenes de la muestra. En el recorrido circular, al lado de las fotografías de ese desastre, puede verse a Juan Luis Stromayer, “El Chino”, el capo del Obelo, un hombre con las piernas amputadas que vive en la calle, retratado en el contexto del accidente de un motociclista en un cruce (parte de una serie de Pablo Piovano).

El agua puede ser una montaña monstruosa que se lanza contra dos desprevenidos en la Costanera y también puede ser una carencia en Línea Sur, Río Negro, donde la tierra es yerma y hay que moverse varios kilómetros para conseguirla. En un paisaje similar, lo que queda de un zorro muerto cuelga de un alambrado, enseña los colmillos a la cámara y, algo más allá, unas fans de Lady Gaga maquilladas como animales, costuras negras en las bocas, tiran unos zarpazos. Al Capitán América se lo ve en plena gesta, contra un mingitorio, el fatigado escudo en el piso, y a Maravilla Martínez apenas después de su faena contra Chávez en México, el cinturonazo ese cruzado en el pecho. El hombre invisible cierra su puño de guante blanco ante el paso de una columna de Quebracho en el microcentro y el taekwondista Crismanich pega un grito mientras sacude con un planchazo de derecha la sien de su oponente, a poquito de conseguir la única medalla de oro argentina en los Juegos Olímpicos de Londres. Contra la pared circular, la vuelta a la sala está bordeada por veinticuatro arcos (las horas del día) que enmarcan también los retratos de David Lebon y María Fux, pescadores en el Paraná, un recital de Catupecu y Las Pelotas, Mauricio Macri y Cristina Fernández separados por una silla desocupada (no se los ve contentos). A unos pasos de distancia de las paredes se aprecian las doce lucarnas circulares (meses del año) que alguna vez dieron luz natural a este sitio, que al principio fue pista de patinaje sobre hielo y luego salón de baile (según la leyenda, en esta vereda Gardel recibió un tiro). Ya casi en el centro, si uno gira sobre sí, puede ver bajo la cúpula vidriada una versión de 2012.

Hay más imágenes en la galería ancha que circunda al gran salón: la marcha 8N contra el Gobierno, el ascenso de River, los festejos de Messi en la Selección, don Sri Sri Ravi Shankar con los pelos volados y un enorme faso en la marcha contra la despenalización de la marihuana, miles de gaviotas en un basural, una jirafa entre flores de jacarandá, y la cara de Nora Centeno, Madre de Plaza de Mayo, moreteada por los golpes de dos desconocidos que se metieron en su casa en La Plata. Desde la galería se accede a una sala pequeña, donde se exhiben unas fotografías que llaman la atención por su gran tamaño, por las distorsiones de las imágenes y por las figuras retratadas, entre quienes están Norma Aleandro, Mercedes Sosa, Maradona, Charly García, Cristina Fernández antes de ser presidenta: son materiales analógicos que pertenecieron a la revista XXI y fueron encontrados en la calle, en bolsas de basura. Se trata de 17 mil rollos, unas 500 mil imágenes: una parte se perdió y otra se vio afectada, pero la gran mayoría está siendo refaccionada y clasificada, y formará parte de la fototeca de Argra.

A los fotógrafos de todo el país que participan de la muestra suele darles alegría y reconocimiento ser seleccionados. Las fotografías que envían a veces no han sido elegidas para publicar en los medios en los que trabajan, y en otros casos constituyen búsquedas y proyectos discordantes con los empleos, con otras miradas, temáticas o estéticas. Cada fotografía es un recorte y el conjunto de la muestra es otro, pero por un momento, bajo la bóveda del Palais, se cede a la idea de estar rodeado por un año, con sus fragmentos inéditos y los aparentemente conocidos. En el prólogo del anuario que edita Argra, Pablo Llonto invita a pensar que detrás de cada imagen hay un reportero o una reportera que como laburante la batalla, denuncia, corre riesgos y padecimientos, que puede asomarse a captar la hermosura, a mostrar el espanto. Piensa Llonto, y escribe: “En sus enormes virtudes por adivinar, con sus ojos, dónde está la victoria de una imagen. La victoria de encontrar el retrato justo en el túnel de cada día”.

24ª Muestra anual de fotoperiodismo argentino
Palais de Glace
Posadas 1725
Hasta el 4 de agosto de 2013
Entrada libre y gratuita

2-Fabián Marelli
Buenos Aires, 158 aniversario de la Bolsa de Comercio.

3-Gerardo Dell’Oro
El accidente del Sarmiento, en la terminal de Once.

4-Fabián Matiozzi
Buenos Aires, convención de cosplay: el Capitán América enseguida vuelve.

5-Ricardo Pristupluk
Quebracho en el Microcentro, en repudio a la visita del príncipe Guillermo a las Islas Malvinas.

Compartir: 

Twitter
 

Jorge Olmos Sgrosso. San Miguel de Tucumán, juicio por el secuestro de Marita Verón, víctima de trata.
 
RADAR
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared