SANTA FE › JORGE OBEID PROMULGO LA NUEVA LEY DE MINISTERIOS

Ahora sí, el último gesto

Tenía que firmarla y dar tiempo para su publicación en el
Boletín Oficial de la Provincia para que Binner pudiera asumir
con todos sus ministros. La trama secreta de una negociación.

 Por Juan Carlos Tizziani

Desde Santa Fe

Jorge Obeid firmó ayer el decreto de promulgación de la ley de Ministerios que se publicará en el Boletín Oficial mañana o el martes y despejó el último obstáculo para que Hermes Binner asuma el poder sin contratiempos y pueda tomar el juramento de práctica a sus doce ministros designados. "Ustedes dijeron que el último gesto (hacia Binner) había sido la convocatoria a sesiones extraordinarias de la Legislatura y la decisión de no designar jueces comunales. No, el último gesto es éste", comentó ayer a Rosario/12 una alta fuente de la administración que se retira. Es que la asunción del gabinete de Binner dependía de esa firma de Obeid. Y su resquemor a promulgar la ley 12.817 -que pidió el socialista y la Legislatura votó el 29 de noviembre- obligó a una trabajosa negociación a lo largo de la semana entre dos delegados del gobernador electo y al menos cuatro operadores de la Casa Gris. Si Obeid estampaba su nombre en el decreto -como lo hizo-, Binner podía hacer jurar a todos sus ministros; de lo contrario, el acto era fallido o sólo se cumpliría parcialmente con los responsables de las carteras a las que no se cambió el nombre: Producción, Salud, Educación y Obras Públicas. Los demás tenían que esperar que Binner promulgara la ley el martes y ordenara publicarla al día siguiente. Un papelón político.

La negociación entre un ministro y un secretario designados por Binner y los operadores de Obeid terminó recién el viernes a la noche cuando el diputado nacional Ariel Dalla Fontana, se comprometió a cumplir los dos pasos constitucionales que faltaban para que la ley 12.817 entrara en vigor antes de que Binner llegue a la Casa Gris. Así que ayer, Obeid cumplió la palabra que empeñó su consejero de cabecera: firmó el decreto de promulgación de la ley 12.817 que mañana se registrará en el despacho de la Gobernación y el martes se publicará en el Boletín Oficial de la provincia. Mañana, Obeid ya no estará en Santa Fe: participará en la asunción de la presidenta electa Cristina Fernández de Kirchner, en Buenos Aires, y el martes volverá, pero para cederle el cargo a Binner, en la primera alternancia política en la provincia después de 24 años de gobiernos del PJ.

El 12 de octubre, cuando Binner anunció su gabinete -con el desdoblamiento de carteras, la fusión de otras, el ascenso de rangos de secretarías y el retoque de competencias- explicó el sentido de la nueva la ley de Ministerios. "No se trata sólo de un cambio de nombres, sino de una reforma con un eje fundamental: interpretar el programa votado por la ciudadanía en las elecciones del 2 de setiembre y llevarlo adelante", dijo el gobernador electo.

El 8 de noviembre, el proyecto fue presentado en la Legislatura por su ministro de Gobierno y Reforma del Estado, Antonio Bonfatti, por entonces jefe del bloque socialista, que trabajó a destajo para convencer a los diputados y senadores del PJ que lo voten.

Dos semanas después, el jueves 22 de noviembre, la Cámara de Diputados le dio media sanción y el jueves siguiente, el 29, el Senado completó el trámite parlamentario con la sanción definitiva. El proyecto fue comunicado al Poder Ejecutivo en el plazo habitual, el lunes 3 de diciembre, pero quedó varado en el despacho de Obeid hasta ayer.

Las versiones sobre el resquemor del gobernador saliente a firmar el decreto de promulgación de la nueva ley de Ministerios arreciaron en la Casa Gris durante toda la semana, a medida de que Obeid promulgaba otras leyes y dejaba en un cajón la que le interesaba a Binner. El viernes, la negativa del mandatario ya era un secreto a voces. Más, cuando llegó a la Dirección de Técnica Legislativa un paquete con la promulgación de 19 leyes, todas las que la Legislatura sancionó en el cierre del período ordinario, pero faltaba una: la 12.817.

El día anterior, Bonfatti había llamado a su colega, el ministro coordinador Rubén Michlig, para consultarlo por la demora. "¿Cuál es el problema?", le preguntó. Michlig trató de justificar las dudas de Obeid. Entonces, Bonfatti le recomendó que lea el artículo 40 del texto votado por la Legislatura: "La presente ley entrará en vigencia desde su promulgación y a partir del próximo mandato constitucional", dice. Claro, siempre y cuando, Obeid disponga la promulgación y publicación en el Boletín Oficial antes de la llegada de Binner a la Casa Gris.

El viernes, que fue feriado para los empleados públicos, Bonfatti volvió a llamar a Michlig, pero no lo encontró. Las negociaciones parecían entonces derivar en un impasse hasta el lunes, mientras en algunas oficinas técnicas ya imaginaban una hipótesis ante la negativa de Obeid a promulgar la ley de Ministerios: el primer decreto de Binner debía designar a cualquiera de los ministros que podían asumir (Producción, Salud, Educación o el de Obras Públicas) y el decreto número dos promulgar la ley 12.817 con el refrendo del ministro designado en el decreto anterior. Pero eso significaba demorar la jura de la mayoría del gabinete por 24 horas, hasta la publicación de la ley en el Boletín Oficial.

A las consultas entre Bonfatti y Michlig se sumaron reuniones con el secretario Legal y Técnico del Ministerio Coordinador, Juan Manuel Pussineri y el diputado Mario Lacava y la intervención de otro funcionario designado por Binner: el ex diputado del PJ y futuro secretario de Asuntos Legislativos, Luis Pffeiffer. Fueron dos días de negociaciones en los que Bonfatti y Pfeiffer argumentaron que faltaban dos pasos constitucionales para que la ley entrara en vigor: promulgarla y publicarla. El artículo 60 de la Constitución de Santa Fe es muy claro: "Las leyes son obligatorias luego de su publicación", dice. Y agrega en su última parte: "Las leyes entran en vigor el noveno día siguiente al de su publicación, salvo que las mismas leyes establezcan otras fechas al efecto".

El viernes, ya entró a tallar Dalla Fontana, quien le prometió a Pfeiffer que Obeid firmaría el decreto de promulgación para ser publicado en el Boletín Oficial el martes a la mañana. La ley entraría en vigencia entonces antes de que Binner hiciera jurar a sus ministros. El acuerdo se cerró a las 22.30.

Ayer, Obeid firmó el decreto. Horas después un estrecho colaborador del mandatario saliente llamó a Rosario/12 y confirmó la novedad. "Ustedes publicaron que el llamado a extraordinarias y los jueces comunales era el último gesto. No, el último gesto es éste", dijo la fuente de la Casa Gris. Y cerró la trama.

Compartir: 

Twitter
 

Obeid y Binner, en el único encuentro formal que tuvieron después de las elecciones de setiembre. Después la transición se complicó y empezaron las chicanas de un lado y del otro.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.