SANTA FE › BINNER PIDIO AL GOBIERNO NACIONAL LA SUSPENSION DE AUMENTO DE RETENCIONES

Se hizo eco del reclamo del interior

Cuando la presión de los cortes de rutas llegó ayer la Casa Gris en la voz de los intendentes, el gobernador pidió a la Presidenta que convoque al diálogo a las entidades empresarias.

 Por Por Juan Carlos Tizziani

Hermes Binner se puso ayer a la cabeza de los reclamos del campo en Santa Fe. Pidió al gobierno nacional que convoque a la dirigencia rural a "una mesa de diálogo que permita recuperar un espacio de convivencia y paz social", suspenda el último aumento de las retenciones que anunció el ministro de Economía, Martín Lousteau el 11 de marzo "a los efectos de hacer posible" las negociaciones y habilite el Consejo Federal Agropecuario Ampliado -que integran las provincias- en el "ámbito técnico de análisis de las políticas nacionales agropecuarias". "El gobierno nacional insiste en no negociar, y creo que se equivoca", dijo el gobernador. Sus demandas se plasmaron en un documento que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner recibirá por estas horas con más de 300 firmas y adhesiones de intendentes, presidentes comunales, legisladores nacionales y provinciales, entre ellos una que la sorprenderá: la de los senador Carlos Reutemann que ayer llamó por teléfono a Binner y le pidió que lo sume a la lista de apoyos.

El acta surgió al final de una reunión entre Binner y su gabinete con unos 150 jefes de comunas, en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno, para analizar el impacto del lockout agropecuario en Santa Fe. "La situación es altamente preocupante en la provincia", dijo Binner en el arranque del encuentro. Y explicó la posición de su gobierno. "Desde un principio, nosotros planteamos la necesidad del diálogo, pero para algunos sectores eso sonaba como algún exceso. Pero veíamos que si no se consultaba al sector agropecuario toda medida inconsulta iba a tener repercusiones. Y a los pocos días, surgió esta nueva forma de entender las retenciones como una forma de retener parte de la rentabilidad del campo y esto generó el problema que hoy tenemos", dijo el mandatario.

Binner dijo que había llamado al ministro del Interior, Florencio Randazzo, para plantearle "la situación preocupante en Santa Fe por el tema de la seguridad y la posibilidad de algún desenlace desagradable para nuestra provincia. Pero también le hemos ofrecido nuestras propuestas para Santa Fe sea parte de la solución del conflicto. Es necesario encontrar una salida y la mayor responsabilidad en esto la tiene el gobierno nacional que tiene que convocar a los sectores involucrados a la búsqueda de una solución", explicó Binner.

El gobernador le pidió también a los intendentes que oficien con promotores del diálogo y la convivencia. "Debemos bajar el grado de conflicitividad y defender a la producción de la provincia. A nosotros nos interesa la Nación Argentina, la suma de los argentinos, construir un país en celeste y blanco, con defensa de nuestra producción", agregó. "Nuestras palabras siempre son medidas en términos de no incrementar el conflicto, pero también firmes a la hora buscar una salida. Y la única forma de salir es con el consenso que deriva del diálogo. Esto es lo que tenemos que llevar al seno de la comunidad, nuestro mensaje de paz. En la guerra es difícil cosechar trigo, en la guerra se cosechan situaciones desagradables", puntualizó.

Fue allí cuando un legislador socialista acercó a la mesa un papelito que llegó a manos de Binner. "Bueno, aquí tenemos una noticia: el ministro Lousteau acaba de ratificar el (último) aumento de las retenciones. O sea que el gobierno nacional insiste en no negociar, creo que se equivoca", dijo Binner.

El debate derivó después en un abanico de reclamos de los intendentes, sobre todo los del Frente para la Victoria. El intendente de San Jorge, Enrique Marucci, admitió que no podía volver a su ciudad con las manos vacías: "Los productores piden nuestra intervención para fomentar el diálogo con el gobierno nacional. Entonces, tenemos que llevarles una respuestas, un documento público, para que esto no sea una reunión".

La propuesta de Marucci encontró rápido eco en sus colegas. El presidente comunal de Máximo Paz, José Camats, le preguntó a Binner de qué lado estaba la provincia. "Nosotros estamos en el partido de nuestra presidenta (Cristina Fernández de Kirchner) pero firmamos un documento contra las retenciones. Le dijimos: 'No, señora, acá se afecta a la gente sin color político'. Y estamos de este lado. Pero mañana cuando vayamos a los piquetes la gente nos va a preguntar: '¿La provincia en qué lugar está?'. Hoy estamos sentados aquí para llevar esa respuesta porque la gente espera", dijo Camats.

Su colega de Cañada Rosquín, Hugo Dallari, de un partido vecinal agitó más fantasmas. "Yo tengo miedo de la guerra de los pobres contra los que más tienen. Porque si los que menos tienen dice: 'Si esta gente con todo lo que tiene corta las rutas y no le hacen nada, ¿qué tenemos que hacer nosotros que tenemos un sueldo de hambre? ¿Ir y quemarle la comuna a ustedes?'. Ya empezamos a escuchar estas cosas", advirtió.

El presidente comunal de Alcorta, Vicente Martelli, también del Frente para la Victoria, sumó su malestar. "Queremos que esto se termine cuanto antes porque en nuestra localidad escenario del 'Grito de Alcorta' ya no arden las cubiertas sobre el pavimento, ya arden los espíritus. La gente está en un estado que es muy difícil sostenerla y tranquilizarla. 'Señor gobernador: le pido que haga todo el esfuerzo necesarios y nosotros lo vamos a acompañar para que se abra un diálogo y que esto se termine cuanto antes'".

El ministro de la Producción, Juan José Bertero, que había salido unos minutos volvió con una cartilla que dejó frente a Binner. El gobernador agradeció a los intendentes del PJ. "Nos ayudan muchísimo para seguir peticionando por los derechos de Santa Fe, sobre todo los vinculados a la producción agropecuaria. Todos somos concientes de que vivimos en un federalismo menguado que debilita las posibilidades de las provincias, pero tenemos que avanzar y la presencia de ustedes fortalece la posibilidad de llevar adelante una petición monolítica de Santa Fe en defensa de nuestra producción, nuestro trabajo y nuestra sociedad en su conjunto".

El gobernador invitó entonces a firmar "un documento fundado en tres puntos: pedirle al gobierno nacional que convoque al diálogo y suspenda las retenciones fijadas a partir del 11 de marzo". Un aplauso interrumpió la lectura del texto. Binner siguió con el tercer punto: el llamado al Consejo Federal Agropecuario. "Esta va a ser la petición de Santa Fe y le vamos a pedir también que se sumen los diputados y senadores nacionales y obviamente los legisladores provinciales", concluyó. Los intendentes del Frente para la Victoria lo aplaudieron de pie.

Compartir: 

Twitter
 

Binner rodeado del intendente de Rosario y de numeros jefes comunales del PJ. "El gobierno nacional insiste en no negociar, y creo que se equivoca", dijo el gobernador.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.