PSICOLOGíA › SU VIGENCIA EN LA CLINICA CONTEMPORANEA

El pensamiento freudiano

El autor dictará un seminario sobre la necesidad de reformular los fundamentos a fin de despejar nudos conceptuales propios de la subjetividad de la época en la cual Freud desarrolló sus postulados.

 Por Sebastián Grimblat *

En primer lugar resaltamos que entendemos el pensamiento freudiano, como un entramado conceptual que no se despliega de forma lineal, operando en su conjunto como teorías que producen revoluciones y contra﷓ revoluciones al interior de la obra misma. He aquí la riqueza y su vigencia en la clínica contemporánea, ya que el trabajo de pensamiento sobre el conjunto del cuerpo teórico, permite una actualización de sus contenidos, reubicándolos en el pensamiento actual. Esta necesidad de trabajo teórico﷓clínico surge ante la emergencia de nuevas formas del malestar contemporáneo que impactan en sus diversas manifestaciones en la clínica. Esto último, lejos de desplazar la pertinencia de la clínica psicoanalítica, plantea la necesidad de reformular los fundamentos a fin de despejar aquellos nudos conceptuales propios de la subjetividad de la época en la cual Freud desarrolló sus postulados, que fueron posteriormente considerados universales en el interior de la obra. Decir hacer trabajar la obra, es ubicarse en el debate inter﷓teórico del pensamiento freudiano mismo, analizar sus intersticios, sus propias rupturas en una obra que produce en su interior revoluciones, pero que también, a veces retrocede sobre sí misma en movimientos de contra﷓revolución. La segunda tópica es testimonio de esto.

Por otra parte, el campo del psicoanálisis no progresa aislado del contexto socio﷓histórico, Freud mismo nunca fue ajeno a esto. Nuestro tiempo es diferente al de Freud. El psicoanálisis contemporáneo debe sostener la vigencia de sus postulados teórico﷓clínicos ante el avance de nuevas formas de la subjetividad en donde predominan modalidades del mercado que basan la eficacia en lo inmediato. Esto último se refleja en la tendencia actual hacia diversas formas de reduccionismos, tanto psicoterapéuticos como farmacológicos.

Este programa propone hacer una lectura compleja y crítica del planteo freudiano de la segunda tópica, ya que ésta sostiene tanto la complejidad y las tensiones propias de las discusiones contemporáneas acerca de la constitución psíquica y la producción de subjetividad.

El sentido que se dará al trabajo sobre la obra freudiana es realizar una lectura crítica y no meramente repetitiva de la misma, con el fin de lograr un conocimiento y comprensión de la teoría freudiana y sus fundamentos, que permita una interrogación sobre los enigmas que de ella surgen. Y desarrollar un pensamiento crítico mediante el estudio de sus principales conceptualizaciones y de las modificaciones ocurridas en el transcurso de la producción de la obra, para de éste modo destacar la vigencia de muchos de sus conceptos para responder a los requerimientos actuales en salud mental.

Se trabajará con la modalidad de modalidad de seminario, contando con la lectura previa de los alumnos. Se discutirán conceptualmente los contenidos y la bibliografía de referentes contemporáneos del psicoanálisis freudiano. El punto seis del presente programa no contiene bibliografía, ya que la modalidad es poder discutir teóricamente a modo de cierre del seminario, a partir de lo trabajado, las nuevas formas de expresión del malestar contemporáneo y la vigencia del pensamiento freudiano de la segunda tópica.

* Psicólogo.

Compartir: 

Twitter
 

El campo del psicoanálisis no progresa aislado del contexto socio﷓histórico. Freud mismo nunca fue ajeno a esto. "Nuestro tiempo es diferente al de Freud".
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.