SANTA FE

"No tenemos que ver con pools de siembra ni con la Sociedad Rural"

Las Mujeres en Lucha nacieron en los `90 y se destacaron por interrumpir los remates de los campos cantando el himno. Ahora están otra vez en la protesta pero establecen sus diferencias.

 Por Alicia Simeoni

"Somos antiterratenientes, antilatifundistas, no tenemos nada que ver con los pools de siembras, no hicimos un acuerdo con la Sociedad Rural ni vamos a la cola de lo que disponga. Somos un movimiento independiente y autónomo, aún de la Federación Agraria Argentina. Queremos que se nos escuche y que, en este caso, la presidenta entienda que debe haber retenciones, o imposiciones diferenciadas para quienes somos de verdad las personas herederas de El Grito de Alcorta y trabajamos de sol a sol". En estos términos se expresó Ana María Riveiro, integrante del Movimiento de Mujeres en Lucha que preside Ana Galmarini. Desde el MML, Riveiro sostiene que no tienen ningún acuerdo con los grandes ruralistas que concentran la mayor riqueza del país y que el hecho de coincidir en la medida de estos últimos 17 días no significa que tengan un programa en común. También describe el piquete y corte de Firmat, ciudad del sur santafesino, como el que producen los chacareros que agonizarán con las medidas del gobierno. "Tiene que haber retenciones diferenciadas y la presidenta tiene que entender que el campo argentino es una realidad, un modo de producción que contiene grandes fragmentaciones y sujetos agrarios muy diferentes".Riveiro también se mostró enojada por la mención al MML que hizo la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. "Aquí no se trata de una problemática de género ni de un enfrentamiento entre peronismo y antiperonismo y nos molesta que nos invoque cuando ni ella ni su esposo en la gestión anterior nos recibieron. "Nos ningunearon absolutamente".

El piquete y corte de ruta de Firmat se armó con la presencia de 5 personas, entre ellas la presidente del movimiento Ana Galmarini y Ana Riveiro, según cuentan. "De allí fueron llegando productores y después del primer discurso de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner "salió la marcha multitudinaria que superó a la que se hizo 10 años atrás con un salto en calidad y cantidad"

-¿Por qué habla de salto en la calidad?

-Porque hubo mayor cohesión en la gente hasta tal punto que se vio en los pequeños y medianos productores, en las mujeres en lucha, en los comerciantes, en los negocios, en algunos docentes. Y dejo de lado a las autoridades de Firmat porque se podría suponer que queremos 'empiojar' la cancha porque son de distinto signo político que el gobierno nacional. El intendente encabezó la marcha con todo el gabinete. Y Firmat no es cualquier punto, es donde está (Roque) Vasalli, la industria de maquinarias agrícolas, a la que se le cayeron muchos contratos que no se pueden sostener si sigue el aumento de las retenciones. Salieron todos los obreros de las fábricas que marcharon delante de los tractores. Esto fue la respuesta a la soberbia gubernamental de plantear una división entre el campo y la ciudad.

-El Movimiento de Mujeres en Lucha siempre fue crítico en cuanto a la estructura de la propiedad del campo, la presencia de la Sociedad Rural en los piquetes confunde a muchos ¿El acuerdo es porque se bajen las retenciones?.

-Nosotras no vamos con la SR. Nuestro planteo es retrotraer las retenciones al 10 de marzo y que sean totalmente diferenciadas para el pequeño y mediano productor, Si en eso la Rural coincide con nosotros, que vengan y golpeen juntos. Pero no vamos a la cola de esa entidad ni estamos en un programa en común. Además, en cuanto nos preguntan algo planteamos que nuestros enemigos son los pools de siembra, los fondos comunes de inversión, los terratenientes, los latifundistas y las grandes empresas exportadoras que hacen pingües negocios con estas retenciones. Sabemos que somos el eslabón más débil de la cadena porque el 4 por ciento de la superficie agropecuaria produce más del 60 por ciento de la soja. ¡Hasta qué punto no tienen ninguna cabida los pequeños y medianos productores! Por eso el tema de los temas es que existan retenciones diferenciadas.

Además el problema no es la Sociedad Rural. O bien corrijo, sí lo es, porque nuclea a un sector que fue siempre golpeando la puerta de los cuarteles cuando había distribución del ingreso nacional, y que también tumbó gobiernos populares, además de ser apoyo del golpe de 1976. Todo eso lo sabemos y no está en discusión.

-¿Cuál era la composición social o si quiere el promedio de hectáreas de quienes participaron en el piquete y en la marcha de Firmat?

-Había una mujer que tenía 400 hectáreas y la mayoría eran productores de 7, 14, 30, 38 hectáreas. Son absolutamente chicos y venden su producción a las empresas acopiadoras, las empresas comerciales que compran el cereal y lo llevan luego a puerto. El tema de los temas es que no existe una política diferenciada para los pequeños y mediano productores. En otros lugares los paros sí son de la Rural, pero en el sur de Santa Fe no. Se trata de la chacra chica. En cambio en el norte santafesino sí hay estructura latifundista..

-¿Qué opinan ustedes de los cacerolazos que se dieron en el centro de Rosario y del sector social que lo produjo a la manera en que lo hizo cuando se vio afectado por el llamado 'corralito? La pregunta tiene en cuenta que hay también expresiones de dureza y fuerte molestia cuando concentraciones de excluidos de casi toda la vida económica y social del país cortan calles o se instalan, como pasó hace un tiempo, en la plaza San Martín, frente a la sede de la Gobernación de Rosario.

-Alguien dijo que el espíritu del 2001 está vigente y es cierto porque el argumento que señala que las retenciones sirven para solucionar problemas de otros sectores más empobrecidos es falaz. No hay ninguna mejoría para estos sectores, siguen cobrando miserias por los planes sociales, tienen enfermedades propias de la pobreza y no se aporta a darles una situación más digna. Si la clase media sale a cacerolear hay que pensar y esperar que ojalá siga saliendo. También hay que advertir sobre las maniobras absolutamente divisionistas del Estado cuando se quiere enfrentar al campo y la ciudad. Las 4x4 no son el símbolo del poder en el campo. Tal vez el chacarero medio podrá comprar una 4x4 pero no podrá adquirir nunca 1 hectárea más de campo para que sus hijos puedan seguir trabajando allí y mantener un modo de vida y una cultura que están amenazados.

-¿Participan de las medidas en el marco de lo que resuelve la Federación Agraria Argentina?

-No, nosotras somos autónomas e independientes. Somos antiterratenientes, antilatifundistas y desde que nacimos nuestra consigna es: "No 20.000 estancias que produzcan de 10 sino 1 millón de chacras porque nos interesa la persistencia de un modelo agropecuario que contemple el modo de vida, de producción, de cultura del chacarero. Ya cayeron 150.000 mil en años anteriores, lo que queremos es que no caigan más y que puedan volver a ser chacareros quienes quedaron.

Compartir: 

Twitter
 

Ana Galmarini y Ana María Riveiro, de la conducción del Movimiento de Mujeres en Lucha. "Los pequeños productores somos de verdad las personas herederas de El Grito de Alcorta".
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.