CULTURA / ESPECTACULOS › TEATRO. ASOCIACION DE TEATROS INDEPENDIENTES DE ROSARIO

Para prestigiar espacios off

ATIR está formada por salas como Vivencias, el CET, La Grieta, La Escalera, Amigos del Arte, La Manzana, entre otras.

 Por Julio Cejas

El año pasado se realizaba en Rosario el "Primer Festival de Teatro Independiente", convocado y organizado por La Asociación de Teatros independientes de Rosario (ATIR), una entidad que al presente aglutina a diez de las salas más importantes de la ciudad. Rosario/12 dialogó con su presidente, Juan Carlos Rizza, responsable del CET, Natalia Gradilone (Teatro Vivencias), Jorge Palermo (La Grieta), Claudia Giordana (La Escalera) y María Teresa Gordillo, por Amigos del Arte.

Atir nace, según Rizza, "como una reunión de las salas independientes de teatro y lugares alternativos de Rosario, a partir de la idea de abarcar las salas no en el sentido de lo que se entiende normalmente como sala, si está habilitada o no, si tiene la salida de emergencia o no la tiene". Lo que esta entidad privilegia según sus organizadores, es el lugar donde se hace teatro en forma permanente, programada y continua, un espacio sostenido por un grupo de producción.

"El germen de ATIR y de allí sale su nombre, se remonta a la creación del Instituto Nacional del Teatro, allá por el 98, año en el que nos reunimos las salas ante determinadas exigencias del INT, para trabajar en común, pero en realidad el germen fue el episodio post-Cromagñon, eso nos aglutinó a todos frente a los requerimientos de seguridad que nos exigían, hasta lograr crear el rubro `teatro independiente`, que fue un nomenclador municipal, que sirvió para que se habilitaran salas que nunca en la historia habían sido habilitadas".

Según María Teresa Gordillo, después de Cromagñon quedó una marca fuerte que unió a los integrantes de las distintas salas, descubriendo una gran cantidad de afinidades, como el tema de la cuestión legal. A mediados del año pasado la institución vuelve a resurgir debido a la continuidad de los problemas que sigue teniendo el conjunto de las salas teatrales rosarinas. "Las salas -acota Rizza- tienen problemáticas comunes muy claras que van por encima de su línea política, o el criterio estético, cuando se rompe un caño es el mismo problema de plomería para todos".

Actualmente forman parte de ATIR el Teatro Vivencias, el CET, La Grieta, La Escalera, Amigos del Arte, La Peripecia, La Manzana, La Morada, el Teatro del Rayo y La Nave. Esta idea de agruparse obedece según sus integrantes a la posibilidad de "generar cosas que trasciendan lo que podamos hacer individualmente" y no dudan en citar como ejemplo la situación generada a partir de la pérdida de la Sala de El Rayo y el objetivo de que no se perdiera una de sus principales actividades.

"Algo muy fuerte sucedió -apunta Rizza- en el momento en que Aldo El﷓Jatib plantea la situación que se genera ante la falta de la sala propia y la imposibilidad de llevar adelante el Experimenta. Todos reaccionamos ofreciendo nuestras salas para que ese importante Festival Internacional no pierda su continuidad".

Esta actitud impensable hace algunos años atrás en que la comunidad teatral local, mantenía ciertas diferencias con el proyecto de El Rayo, se revierte a partir de este gesto y refuerza los lazos de solidaridad y cooperación que fundan las bases de ATIR. Todos los responsables de las salas independientes que deciden asociarse son concientes de la fuerza y el consenso que se deriva de la cantidad de espectadores que transitan si los números se contabilizan en forma conjunta.

"Es verdad que nuestras salas son chicas pero de funcionamiento permanente, con un promedio aproximado de 50 butacas, que en realidad son 500 que funcionan durante todo el año, con lo cual podríamos decir que estamos moviendo cerca de 300 personas por día", apunta Rizza. Jorge Palermo, responsable de La Grieta, relaciona este fenómeno de reagrupamiento de las salas con la realidad social y política que atraviesa al hecho artístico. "Todo esto puede leerse como una expresión de lo político, y en eso el arte siempre tuvo que ver, cuando arriba se habla de globalización, nosotros estamos pensando en cómo encontrarnos, y eso en otros años era impensable".

Durante la realización de el "4to. Encuentro de Arte y transformación social" que organiza La Grieta, se producirá un acercamiento que resultará vital para sus integrantes y el resto de los teatreros agrupados en ATIR. "Cuando vi llegar a los compañeros de ATIR en el marco de este Encuentro que realizamos con diferentes organizaciones sociales, me emocioné y sentí que esta construcción tenia que ver con ese cambio político, con un cambio de mentalidad que nos ayude a crecer", plantea Palermo.

Este año como parte del crecimiento de la institución se plantea la intención de incluir al "Festival de Teatro Independiente" en el marco de los festejos de la "Semana de Rosario". "Estuvimos hablando -apunta el presidente de ATIR- con la gente de Cultura para tratar de meter el Festival dentro de la Semana de Rosario con la intención de transformarlo en un símbolo. Ya que circula la idea de comparar a Rosario con Barcelona, nosotros pretendemos que se entienda que las salas independientes de la ciudad se puedan ver como una sola cosa, como parte de un paquete cultural".

A pesar de no contar todavía con la Personería Jurídica, la entidad que aglutina a la mayoría de las salas teatrales independientes rosarinas, ha logrado algunos avances en relación con algunas instituciones oficiales. "A partir de lo que pasó con el Festival internacional que organiza el Instituto Nacional de Teatro en Rosario y que significó una lacra para las salas porque te quita espectadores, propusimos que las ganancias que arroja el Festival se volcaran en el teatro local," afirma Rizza.

Este fue otro de los logros de la gente de ATIR que consiguió gracias a este reclamo, un dinero que sirvió para paliar la situación de algunas salas que no reciben subsidios del INT, al no cumplimentar con las condiciones y requisitos exigidos. "Queremos ser el paraguas de los que no puedan llenar algún requisito legal -dicen- por eso el estar agrupados estamos en mejores condiciones para relacionarnos con los funcionarios de los organismos oficiales".

Por su parte Claudia Giordana se refirió a la creación de un Boletín mensual que la entidad propondría a la Municipalidad para la difusión de sus actividades. "Hay un proyecto de un Boletín mensual que elevamos a la Muni, con la programación de todas las salas, y que pretendemos se pueda difundir tanto en los lugares habituales como también en el circuito hotelero".

Otra propuesta dirigida al Ente de Turismo Rosario (ETUR) intenta que se consideren a las salas independientes como parte del corredor interno turístico. "Pensemos -comenta Gordillo- que todas las salas independientes son casas antiguas y que un arquitecto puede explicar muchas cosas que serian de interés para los turistas que vienen a la ciudad".

La Asociación de Teatros independientes de Rosario, cuenta además con una completa información de sus actividades, fotos y programación de las Salas en su página web www.atir.es.tl.

Compartir: 

Twitter
 

Integrantes de la asociación de teatristas.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.