SANTA FE › SE SUSPENDIó POR INCIDENTES EL CONGRESO DEL PS EN BUENOS AIRES

Un sábado de super acción

El Congreso iba a resolver la intervención del partido en Buenos Aires para sancionar a todos los dirigentes del socialismo K.

El IV Congreso Extraordinario convocado para ayer en Costa Salguero, debió ser suspendido "a raíz de los hechos de violencia generados durante la acreditación de los congresales por un grupo de personas armadas con palos que llegaron junto al vicejefe de Gabinete de la Nación Oscar González y al diputado Ariel Basteiro". Así, escuetamente, resumió un comunicado de la conducción nacional del Partido Socialista, lo que había pasado en Capital Federal. Pero sería el propio titular del PS, el senador nacional por Santa Fe, el encargado de darle el contenido político a la suspensión del cónclave socialista: "Los empleados del gobierno nacional cumplieron su objetivo, rompieron el Congreso Socialista impidiendo que el mismo delibere democráticamente", aseguró.

Pero desde el socialismo K se denunció que todo empezó porque "se impidió la entrada de los congresales bonaerenses alineados con Basteiro y González". Desde ese sector, aseguran que "la seguridad privada que custodiaba el lugar no sólo no nos dejó entrar sino que, además, lo hizo a los golpes". También aseguraron que hay al menos tres heridos y que dos de ellos debieron ser llevados al hospital Fernández.

Cuando se tomó la decisión de suspender el encuentro, estaban inscriptos 386 congresales sobre un total de más de 600 según lo señalaron los 5 veedores de la Justicia Electoral que controlaban la correcta acreditación.

La mesa del Comité Ejecutivo Nacional encabezada por Giustiniani, junto a legisladores nacionales y provinciales del socialismo aseguraron, en conferencia de prensa, que los hechos de violencia registrados fueron protagonizados "por un grupo que desconoce la posición del PS como fuerza opositora y de construcción de una alternativa diferente al Frente para la Victoria". En este sentido, Giustiniani, denunció: "Los empleados del gobierno nacional cumplieron su objetivo: rompieron el Congreso Socialista impidiendo que el mismo delibere democráticamente". Por su parte, Silvia Augsburger señaló que "las personas que protagonizaron los hechos de violencia llegaron junto al diputado (Ariel) Basteiro".

Otros dirigentes santafesinos agregaron que "con palos en mano este grupo arribó al Congreso del Partido para evitar que el Congreso del PS pudiera sesionar. En el temario del día, estaba previsto tratar la reforma de la Carta Orgánica y la situación política del partido en la provincia de Buenos Aires". En rigor, la idea era precisamente disponer la intervención del PS Buenos Aires por la cercanía de sus dirigentes al gobierno nacional.

La jefa del Bloque de Diputados Nacionales, Silvia Augsburger, advirtió que "los hechos ocurridos" serán "denunciados en la Fiscalía de turno", además de "pedir informes a los veedores que vieron que todo se desarrolló con normalidad hasta que llegó este grupo" entre el que "se encontraba el diputado Basteiro", afirmó. En el mismo sentido, el secretario general del PS, Carlos Roberto, señaló: "las personas que agredieron están fotografiadas" y "vamos a pedir que se investigue".

Respecto a la situación política en la provincia de Buenos Aires, el senador provincial e integrante del Comité Ejecutivo, Juan Carlos Zabalza, señaló que frente a la posible intervención de este distrito ante el pedido de congresales de todo el país, "un grupo con una actitud patoteril" que "desconoció la posición del PS que es la construcción de una alternativa nacional cuya matriz es diferente al PJ y al Frente para la Victoria" protagonizó los hechos de violencia.

Compartir: 

Twitter
 

Giustiniani denunció a "los empleados del gobierno nacional".
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.