SANTA FE › EL GOBIERNO DECLARó LA EMERGENCIA SANITARIA Y POSTERGó LAS INTERNAS DEL DOMINGO

Habrá que esperar un mes para votar

Las normas fueron aprobadas después de un trajín parlamentario, lleno de reproches y acusaciones opositoras a la Casa Gris y hasta un chispazo político en el Frente Progresista. También habrá veda de propaganda política durante este mes.

 Por Juan Carlos Tizziani

El avance de la gripe A empujó ayer al gobierno de Hermes Binner y a la Legislatura a trabajar a destajo. A la mañana, el gobernador mandó a dos de sus ministros a pedir un cambio del cronograma electoral y a la tarde, la Legislatura sancionó sobre tablas una ley que declaró la "emergencia sanitaria" en toda la provincia por 90 días prorrogable por un lapso similar , modificó la fecha de las elecciones (la interna del domingo pasó para el 2 de agosto y la general del 6 de setiembre para el 27 de setiembre) y hasta puso en cuarentena a la propaganda política: la veda que comenzó hoy se extenderá ahora durante todo el mes de julio y se cuenten los votos de la primaria, el 2 de agosto. Las normas fueron aprobadas después de un trajín parlamentario, lleno de reproches y acusaciones opositoras a la Casa Gris y hasta un chispazo político en el Frente Progresista que obligó a pasar a un cuarto intermedio la reunión de los ministros de Gobierno, Antonio Bonfatti y de Salud, Miguel Angel Cappiello, con los jefes de bloques legislativos.

Bonfatti y Cappiello fueron puntuales. A las 9, ya estaban en el despacho del presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Di Pollina, para acordar con los bancadas del PJ la postergación de las elecciones del domingo. La reunión transcurrió a puertas cerradas, sin la presencia de la prensa. Pero de entrada, un planteo del diputado de la UCR, Santiago Mascheroni, obligó a pasar a un cuarto intermedio. "Les pido que suspendamos la reunión hasta tanto los ministros expliquen a los diputados oficialistas qué piensan hacer, no sólo con las elecciones, sino con el plan de prevención de la gripe A", dijo el legislador, muy ofuscado. Y relató que la enfermedad de uno de sus hijos lo había obligado a pasar por un trance difícil en un hospital público de Santa Fe por falta de insumos y el rechazo de pacientes.

Bonfatti y Cappiello sintieron el impacto. Di Pollina aceptó el pedido de Mascheroni y los legisladores del PJ comenzaron a aparecer en el hall de la Legislatura con una sonrisa ancha. El chispazo político en el Frente Progresista había quedado a la vista de todos. Así que el presidente del PJ, no tuvo que esmerarse mucho para marcar las contradicciones del oficialismo. "Hasta el miércoles a la noche, el gobierno pensaba llevar adelante las elecciones del domingo y hoy (por ayer) quiere suspenderlas. Hace un rato no hablaban de emergencia sanitaria, ahora vamos a ver si después del cuarto intermedio toman la decisión de declarar la emergencia", disparó el senador Ricardo Spinozzi.

A pocos metros, otro legislador, pero de la UCR, admitía también las diferencias internas del oficialismo. "La suspensión de las elecciones en si misma no soluciona nada. Nosotros nos inclinamos más por medidas preventivas para que los lugares de votación no sean un ámbito de propagación del virus. Y si se toma esta medida de postergar las elecciones como finalmente sucedió que también se cierren todos los lugares de concentración de gente, que no sea una medida aislada, que se suspenda todo", dijo el diputado Darío Boscarol.

Su colega justicialista, Mario Lacava, explicó después la otra condición que ponía el PJ para postergar las elecciones: no sólo declarar la emergencia sanitaria, sino también poner en cuarentena la propaganda electoral. "El gobierno quiere suspender los comicios porque no tienen barbijos para los presidentes de mesas. Entonces, nosotros proponemos que la veda se extienda hasta después de la interna. Así que durante un mes julio y los primeros días de agosto la gente va a vivir feliz porque no va a estar atormentada por la propaganda política, ni los anuncios oficiales", dijo Lacava,

El gobierno aceptó las dos condiciones que impuso el PJ. Y el ministro Bonfatti salió de la reunión con los legisladores con la idea y así lo dijo en público que la primaria del domingo pasaba para el 9 de agosto y la elección del 6 de setiembre (a concejales, jefes de comunas y algunos intendentes) para el 11 de octubre.

El acuerdo se plasmó "en un proyecto de ley que el gobernador enviará a la Legislatura, hoy (por ayer) mismo", dijo el ministro. Sin embargo, a la siesta, cuando el mensaje ingresó a la Cámara de Diputados, ya había otro cambio en el cronograma electoral: la interna era el 9 de agosto y la general, el 4 de octubre y no el 11 de octubre, como había anunciado Bonfatti. Pero más tarde, los diputados de Santa Fe se dieron cuenta que si la elección general se hacía el primer domingo de octubre que había propuesto Binner coincidiría con la carrera del TC 2000 que se correrá en el circuito callejero santafesino el 2, 3 y 4 de octubre, una competencia que también se había postergado esta semana por el avance de la gripe A. Por lo que volvieron a corregir las fechas electorales por tercera vez, ahora sí, la interna pasó para el 2 de agosto y la general, para el 27 de setiembre.

En su paso por la Legislatura, Bonfatti aprovechó para retrucar las últimas imputaciones de Carlos Reutemann, que puso bajo sospecha la decisión de postergar las elecciones evitar en las urnas el envió de su triunfo del domingo asado. "Hay un 30 por ciento de factor gripe, pero me parece que deben tener un 70 por ciento de temor a un efecto arrastre", chicaneó Lole. "Pero si esta es una elección interna de los partidos. No es de un partido contra otro. Son internas entre los partidos. ¿Qué especulación pueda haber en esto? Me parece que con eso sólo está aclarado el tema", contestó Bonfatti.

Y repasó las acciones del gobierno. "Todas las medidas que hemos tomado avanzan en la misma dirección. Santa Fe fue la primera que comenzó a cerrar cursos, después escuelas y luego suspendió directamente la actividad escolar en toda la provincia, lo que no se había hecho en ningún lugar del país. Ya en abril, el ministro Cappiello recomendaba a los contingentes escolares no viajar a Bariloche. Nosotros estamos actuando en consonancia con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud. No hay medida que se toma que no pueda pasar, previamente, por un comité de expertos. Frente a una enfermedad nueva no hay experiencia en el mundo, pero nosotros estamos en permanente contacto con los expertos de la Nación y de la OMS, en Ginebra", concluyó.

Compartir: 

Twitter
 

"En abril, el ministro Cappiello recomendaba a los contingentes escolares no viajar a Bariloche".
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.