SANTA FE › RECONOCIMIENTO JUDICIAL EN LA COMISARíA 1ª

El horror en el centro capitalino

El Tribunal Oral Federal que juzga a seis represores santafesinos, entre ellos el ex juez Víctor Brusa y cinco policías, realizó ayer el primer reconocimiento judicial a la comisaría 1ª, que nunca antes había sido recorrida por magistrados y fiscales, a pesar de que está en pleno microcentro de la ciudad y denunciada desde hace 30 años como centro de detención de la dictadura. "La primera funcionaba como un campo de concentración y torturas", dijo Patricia Isasa, una de las víctimas que identificó los lugares donde fue sometida a tormentos y vejámenes cuando tenía 16 años. En la recorrida participó otro testigo en el juicio, Mario Millán Medina.

"Los lugares están casi igual", afirmó Isasa que pudo ver a otras secuestradas, entre ellas María Rosa Almirón. "Su estado era deplorable, con las piernas deformadas, moradas, quemadas, desnuda, balbuceando, con un pezón colgando, humillada, tratando de sobrevivir, porque las dos cosas que me dijo era tratar de sobrevivir" recordó Isasa. María Rosa era la madre de dos adolescentes que también fueron detenidos: Milagros y Luciano Almirón, de 14 y 16 años y quedó cuadriplégica por la tortura durante un año. Ella falleció hace poco tiempo.

"La comisaría 1ª fue para mi el principio de un circuito represivo. Me trajeron a la primera, después me llevaron a la Guardia de Infantería Reforzada (GIR), luego a la seccional 4ª y después nuevamente a la GIR. Mucha gente comenzó su circuito represivo en este lugar", explicó Isasa. Y mencionó otras víctimas de la dictadura que pasaron por la 1ª: Milagros Almirón y Viviana Cazol. "Acá estuvo mucha otra gente, yo soy una más".

"Recordé también que acá lo asesinaron a Juan Clemente Chazarreta, el 4 de junio de 1976, un día antes de que yo llegara a este lugar. Acá también estuvo colgado un chico que le decían "Turquito". Todos estuvimos en posiciones estresantes. Viviana atada a la pata de una cama, a mi me tenían maniatada de rodillas, el "Turquito" con los brazos colgandos y a María Rosa Almirón también la colgaron de las piernas", agregó Patricia.

Isasa dijo que la trasladaron junto a un grupo de 20 personas. "Eran mujeres y varones que nos llevaron separados a la Guardia de Infantería Reforzada", agregó Paticia que estuvo en la comisaría primera desde el 30 de julio de 1976 hasta el 8 de agosto.

En el juicio a Brusa y compañía, el Tribunal tiene previsto la inspección de otros cinco centros clandestinos: el 20 de octubre, la comisaría 4ª (bulevar Zavalla y Tucumán), el 27 de octubre, "La Casita" (en la ruta nacional 19, en el kilómetro 2, antes del cruce de la autopista Santa Fe Rosario) y la Guardia de Infantería Reforzada (Nicasio Oroño 793, barrio Centenario); el 18 de noviembre, La casa de "los Borgia" (en calle del Sol s/n, a 200 metros de la ruta provincial 1, villa California, en las cercanías de San José del Rincón) y el 23 de noviembre, otra quinta sobre la ruta 19.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.