SANTA FE › 14 MUERTOS Y CINCO HERIDOS POR EL CHOQUE DE UNA COMBI Y UN VIEJO CAMIóN

Otra vez la ruta 11 de la muerte

El accidente ocurrió cerca de Villa Ocampo, en el extremo norte de la provincia, cuando el utilitario volvía de un festival de ballet con 19 pasajeros, tres más de los permitidos. El camión era modelo 1979 y no tenía luces en el acoplado.

 Por Lorena Panzerini

Un accidente en la ruta nacional 11, en el extremo norte de la provincia, terminó a última hora de anteayer con la vida de 14 personas, cuatro niños y diez adultos, que vivían en Villa Guillermina, mientras otras cinco permanecían ayer internadas, dos de ellas en estado crítico. "Dolor, tristeza y consternación". Con esas tres palabras el presidente comunal de Villa Guillermina, Eduardo Scarpin, resumió el sentimiento de los siete mil habitantes de la localidad que ayer estuvo en el epicentro de la información nacional. A 42 kilómetros de allí, en la ruta nacional, cerca de las 23 del domingo, una combi de la comuna que volvía de un festival de ballet infantil en Villa Ocampo chocó con un viejo camión Ford 7000, que transportaba caña de azúcar. Al parecer, el vehículo no tenía luces en el acoplado que cayó sobre la camioneta. Luego de la tragedia, se supo que el conductor de la combi, de 63 años -quien falleció en el acto-, no estaba habilitado para trasladar a 19 pasajeros, tres más de los permitidos. Además, se esperan las pericias sobre el camión, ya que no habría estado en condiciones de circular. Para la provincia, hubo una "multiplicidad de causas" del siniestro.

Al ingresar a la ruta desde un camino adyacente, el camión cruzó la calzada 11 y el acoplado -que según las primeras informaciones iba sin luces- quedó "como una tijera" con la cabina. En ese momento, el conductor de la combi, que no vio la magnitud del vehículo, lo interceptó de lleno. El Ford era conducido por Dante Sosa, de 23 años, oriundo de Las Toscas, que debió ser internado ante un ataque de nervios, aunque no sufrió lesiones y quedó detenido. La causa está a cargo del juez en los Correccional de Reconquista, Jorge Gelbucera y de la comisaría 4º de Villa Ocampo.

Tras el siniestro, que dejó sin vida a tres niños y nueve adultos, funcionarios del gobierno provincial, comunal, y de la policía de la zona trabajaron inmediatamente. Los cuerpos de las víctimas fueron trasladados, primero a Villa Ocampo, aunque después del mediodía, y tras el reconocimiento, los llevaron a Villa Guillermina, donde fueron velados. Allí, las lágrimas y la desesperación invadieron a familiares, vecinos, maestras y compañeros de los niños fallecidos. Scarpin indicó a Rosario/12 que "muchas familias son humildes y recibieron ayuda de la comuna y la provincia para los gastos del velatorio". Además, señaló que desde temprano, ayer llegaron equipos de psicólogos del Ministerio de Salud provincial a la comuna -que mantendrá tres días de duelo-, "para contener a las familias y a los pequeños compañeros de los nenes que murieron".

Al mismo tiempo, el titular de la cartera sanitaria, Miguel Angel Cappiello, dio precisiones sobre el estado de los cinco sobrevivientes, de entre 5 y 16 años: "El mayor (Sebastián Blanco) no tiene ninguna lesión, pero se encuentra en estado de estupor". Además, Rocío y Ariel Duarte, de 6 y 5 -cuya madre y una hermana fallecieron en el accidente- se encuentran "en estado de coma". "La nena debió ser operada por una laceración en el hígado", detalló el ministro. También están lesionadas Aldana Flores y Agustina Brassart, de 14 y 8. De todos modos, "se evaluará la posibilidad de operarlas", y una de ellas sería trasladada al hospital de niños de Santa Fe "en ambulancia de alta complejidad", dijo Cappiello, quien le pidió al gobernador Hermes Binner que la provincia compre un avión sanitario, aunque en este caso "sería preferible un traslado terrestre", para evitar un aumento de presión. "La sensación es que van a estar todos bien, y que podrán sobreponerse al trágico accidente. Los acompañaremos por el shock que tendrán al elaborar lo sucedido", dijo el ministro.

Scarpin detalló que alrededor de las 23.30 le avisaron del accidente. "Inmediatamente concurrí al lugar y mientras viajábamos esos 42 kilómetros, llamábamos a los familiares de las personas que sabíamos que habían ido a participar del festival". Mientras fueron llegando, "había que contenerlos abrazándolos muy fuerte", relató.

Por otra parte, la titular de la Agencia de Seguridad Vial de la provincia, Hebe Marcogliese, fue consultada sobre los controles en las rutas nacionales que atraviesan la provincia, y respecto del camión, modelo 1979, que se circulaba -al parecer- fuera de regla. "No se recibieron denuncias ni demandas sobre la transitabilidad de este tipo de vehículos", dijo, y no descartó que los vecinos de la zona "naturalicen" esas circunstancias. Por eso, pidió que se formulen los reclamos. Además, lamentó que "también se naturalice viajar de a 19, en un transporte que tiene espacio para 16". Ese descuido también fue reconocido por Scarpin, quien apuntó: "No sé cómo vamos a salir adelante".

Compartir: 

Twitter
 

La combi en la que viajaban los niños quedó destruida.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.